Y quién nos protege de “El Cartel de la Clase Política”

Por: Benjamín Ustoa

Mucho se habla del daño que le hacen a México los narcotraficantes, y no sólo por el veneno que venden sino que han corrompido estructuras de gobierno y en los últimos años hasta el perfil psicológicos de muchos jóvenes con sus narco series, donde son idolatrados como gente de éxito con lujos y mujeres hermosas.

Pero, sí lo pensamos mejor estos sujetos se han hecho poderosos por los políticos, gracias a esa cadena de complicidad y omisiones que han permitido que los delitos crezcan en completa impunidad.

El problema en nuestro país es que el mal ejemplo reina y las rancias estructuras políticas forman a los nuevos líderes. Los nuevos partidos políticos repiten los esquemas de los grandes y los grandes partidos reproducen solo políticos con la única ideología de hacerse de dinero y de heredar el Poder a sus cómplices.

Muestra de esto, es que cada año surge un gobernador que se roba más que el anterior. Los primeros casos de gobernantes rateros se hablaba de 150 MDP y los últimos ya son de miles de millones de pesos. Estas cifras no tiene sentido hasta que se informa que era dinero para Salud, Educación y programas sociales. Así podemos estimar el daño con muertes de personas que no recibieron la atención médica, porque el dinero ya se lo habían robado.

Pero qué les da ese valor para robar al pueblo, pues la impunidad, el cobijo del Gobierno Federal para que siempre salgan ilesos véase el caso Moreira.

Y ese es el problema de todo el país, desde el presidente y La Casa Blanca de su “Gaviota”. La lista de gobernadores trácalas llega a 22 y que decir de los alcaldes.

Y así se vuelve una gigantesca cadena de corrupción, luego siguen las policías, los jueces, los diputados, los senadores, llega a los partidos políticos. Por eso somos un país en los primeros lugares en corrupción.

En nuestro estado no somos la excepción, cada año hay observaciones administrativas y financieras por el orden de los mil millones de pesos. En los últimos dos años la Comisión de Vigilancia ha ocultado esas observaciones. Por obvias razones. Aun así se dicen ser transparentes y que sancionarán a los alcaldes.

La Auditoria Superior del Estado está repleta de amigos y familiares de los diputados, aunque no cumplan el perfil. Y actualmente siguen los cuestionamientos contra el auditor superior del estado por un gasto de 740 mil pesos en una cena navideña. Al final tanto diputados como la ASE aplicaron la de “Con el tiempo se olvida y nadie sabe y nadie supo”.

Vaya como decían los abuelos, es como poner la Iglesia en manos de Lutero. Al final hay observaciones, los cachan, hacen mal las cosas y no pasa nada, porque las mismas estructuras fiscalizadoras se vuelven cómplices. Ya tenemos Secretaría de la Función Pública, Auditoria Superior de la Federación y ya vamos ahora con la Fiscalía AntiCorrupción, estructuras que solo sirven para hacer ricos a otros 200 hijos de políticos y ahijados. Dependencias donde se pagarán sueldos desde 150 mil hasta los 500 mil pesos con el pretexto de que tienen que ser incorruptibles.

Así las cosas, quién podrá defendernos de este “Cartel de la Clase Política”. Quién pondrá fin a todas estas trácalas, pues ahí empezó todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

46.348 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>