Llama UNICEF México a tener una actitud solidaria hacia los niños migrantes y refugiados

Unicef México

Ciudad de México, 10 de marzo de 2017 – Cada año miles de niños, niñas y adolescentes se ven forzados a migrar, ya sea porque huyen de la violencia, porque buscan reunirse con sus familias o porque tienen la esperanza de encontrar mejores oportunidades de vida. Estos niños y niñas tienen derecho a ser protegidos contra toda forma de violencia y discriminación.

México, por su ubicación geográfica, es un país de origen, tránsito, destino y retorno de miles de niñas y niños migrantes y refugiados. Tan sólo en 2016, 40,542 niños fueron identificados por autoridades migratorias mexicanas, de los cuales 17,889 viajaban sin la compañía de un adulto.

Como un país tradicionalmente hospitalario que ha abierto las puertas a miles de migrantes y refugiados de diferentes orígenes, México tiene la oportunidad de continuar mostrando su compromiso y solidaridad, de manera muy especial, con los niños, niñas y adolescentes que son especialmente vulnerables ante contextos migratorios.

“Los migrantes han enriquecido al país aportando su cultura, trabajo y talento. Todos podemos y debemos promover una actitud solidaria con ellas y con ellos, especialmente con los niños, niñas y adolescentes, así como una cultura de no discriminación, protección, integración y garantía de derechos”, dijo Christian Skoog, Representante de UNICEF en México.

Es importante derribar las barreras de la discriminación y el rechazo que prevalecen hacia los migrantes. Según la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (ENADIS 2010), la cual muestra que el 20.5% de las personas migrantes opinan que el principal problema que enfrentan en este país es la discriminación; 17% dicen que la inseguridad, 14% la falta de documentos, 3% el abuso de autoridad y 1% la violación de sus derechos.

“La xenofobia, el racismo e incluso el maltrato institucional son barreras invisibles que todos debemos y podemos derribar”, añadió Christian Skoog.

De los 17,889 niños migrantes no acompañados identificados por autoridades mexicanas en 2016, 17,550 (98%) provenían del Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala 8,764 (49.9%), Honduras 4,533 (25.3%) y El Salvador 4,253 (24.8%). Muchos de estos niños y niñas escapan de sus países de origen para sobrevivir o para rehacer sus vidas, y vienen de contextos en los que sus derechos han sido constantemente vulnerados.

UNICEF llama a romper las barreras de la discriminación, la intolerancia y el rechazo, y trabaja de la mano con autoridades mexicanas para promover una cultura de respeto hacia los niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados. La Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes abre oportunidades para garantizar sus derechos durante todo el circuito migratorio, pero también en los lugares de tránsito y destino a través de mecanismos institucionales especializados y herramientas de protección, entre ellos, la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Para obtener más información y para apoyar los esfuerzos de UNICEF en materia de migración, ingresa a: http://bit.ly/VidasEnTransito