Entre “antenas”, repeticiones y grillas…

Tal vez para la editorial de la página repetidora de noticias, “Antena San Luis”, le pareció gracioso calificar como “Pollo Zombies” a los medios que han caído en el juego de poder que ha generado un golpeteo, muchas veces sin fundamento, en contra del alcalde Ricardo Gallardo, pero más allá de eso es necesario aclarar que la puntada de la página propiedad del empresario Miguel Maya, se extralimita al hacer acusaciones aventureras, desafortunadas y sin pruebas, característica mínima que debería exigírsele a los medios serios.

Entre otras cosas, escribe y citamos: “… El grupo político, familiar y de negocios auto denominado “La Gallardía” no solo ocupa todos los espacios posibles dentro y fuera de la administración pública para obtener beneficios, sino que ha gastado cantidades de dinero y recursos ilimitados en la contención y manutención de un “sistema de información” paralelo al establecido”. Las nuevas tecnologías de la comunicación han generado una democratización del periodismo, entonces, pareciera que los medios “establecidos” no quieren que se toque un ápice de la información que han monopolizado.

Además, sería bueno preguntarle al señor Maya cuál es su experiencia como periodista, comunicador, o de perdido, lector de noticias. Ninguna, por eso no extraña que en su columna refleje la falta de experiencia y una nula capacidad para entender que quien acusa debe entregar pruebas. Lo mismo para con su Director, Jesús Aguilar, un lector de noticias venido a más pero que en su labor como “asesor político” no se le conoce un éxito.

En la siguiente parte de su editorial, “Antena San Luis” habla sobre compromisos no cumplidos y la existencia de una “nómina de manipulación no comprobada pero evidente”.

Volvemos a lo mismo y no dudamos que hablamos por más de un comunicador serio cuando pedimos pruebas de lo que acusa, de otra manera, estará abriendo a puerta a que las discusiones y debates entorno a la administración municipal sean motivadas solamente por la sospecha y lo “evidente”, o como también ha ocurrido, los intereses de grupos políticos no acostumbrados a que sus negocios se les vengan abajo.

Si “Antena San Luis” y el ayuntamiento tienen cuentas pendientes, allá ellos. Si “Antena San Luis” sabe de la existencia de una “nómina de manipulación”, por el bien de periodismo en San Luis Potosí, debe presentarla y denunciarla ante las autoridades correspondientes con sus respectivas pruebas. De otra forma, es inválida en todos los términos su acusación.

Otra cosa que llama la atención, es que la editorial señala: “(…) los hábitos de consumo en medios han cambiado estrepitosamente, el interés general va muy por encima del de las grillas maledicentes, las audiencias tienen nuevos niveles de acceso a información e interpretación de las “noticias” y por tanto saben inminentemente quién es “la pata de pollo” que mece la cuna…”.

Resulta extraño que una página que periodísticamente no aporta, hable sobre los hábitos de consumo en medios cuando su primordial actividad es repetir noticias de otros medios y caer en el clientelismo mediático con noticias como “Gomita enseña de más en selfie y la critican duramente”.