Libertad de expresión coartada, amenazas y una autoridad impasible… Caso Everardo González

San Luis Potosí, SLP.- Este mes se cumple un año de que el periodista Everardo González Castanedo denunció ser víctima de atentar en contra de su libertad de expresión, lo que quizá dio pie a que dicho atentado se vuelva en amenazas contra su integridad y de ello, constan denuncias ante dependencias federales como la Procuraduría General de la República, dependencia que le ha dado seguimiento a la denuncia, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a nivel local, ante la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJE), la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la Comisión de Periodistas en el Congreso del Estado, así como también es de conocimiento de la Secretaría General de Gobierno, quienes no han movido un solo dedo.

Todo esto se originó cuando González Castanedo fue corrido del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en donde prestaba sus servicios en el área de Comunicación Social, siendo echado bajo el argumento de que Adrián Vázquez estaba molesto porque en agenciadenoticiasslp.com –sitio en el que el periodista escribía deportes- se publicaban cosas no cómodas para el Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras, ello bajo el conducto de Miguel Ángel Mata y Luis Gerardo Villela.

Posterior a ello, Everardo González denunció ante las instancias correspondientes ser víctima de amenazas, personales y telefónicas.

‘Te dijimos que ya le bajaras de huevos, sabemos donde vives y conocemos todos tus movimiento; te vamos a partir la madre si sigues publicando cosas en contra del Gobernador, podrías dejar de caminar… así que ya sabes’, llamadas que recibió en reiteradas ocasiones y que ante las autoridades se hizo la denuncia, presentando las pruebas correspondientes a lo antes dicho.

En otra ocasión de manera física González Castanedo fue interceptado por dos sujetos, uno de ellos, de forma directa le dijo ‘Te dijimos que iba a valer madre, se te advirtió’, hecho que de igual forma fue denunciado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, sin encontrar eco alguno, con excepción de la PGR, instancia que atendió y levantó declaración de este hecho.

De todo hecho, fue el pasado 11 de enero del 2017, cuando el periodista tuvo el primer acercamiento con el hoy ex presidente del CEDH Jorge Vega, quien le dijo que la recomendación ya estaba lista para ser emitida, estando pendiente una entrevista con el departamento de psicología, la cual se cumplió, estando como testigo el hoy Presidente de dicho organismo Jorge Andrés López E.

La denuncia puesta en la PGJE por las amenazas y por atentar en contra de la libertad de expresión, no ha tenido eco alguno, quizá porque en ella se involucra a funcionarios de la actual administración carrerista.

Por su parte, la CEDH tampoco ha tenido el valor de lanzar la recomendación pese a que se presentaron todos los elementos, pero aún, tan sólo se han limitado a mediar o a negociar, platicas con Gobierno del Estado, como si fueran una dependencia más del poder Ejecutivo.

Todo lo antes descrito, lo han querido desviar, diciendo que el problema es laboral, sin embargo, las llamadas intimidatorias han continuado, todo ello sin que nadie en el Estado, mueva un solo dedo… Quizá están esperando a que Everardo González Castanedo sea golpeado o asesinado… Ello solo el tiempo lo dirá.

Es por ello que ante la opacidad, el periodista ha decidido acudir a Poder Judicial de la Federación, quien en las próximas horas podría dictar los mecanismos de defensa y protección a Everardo González, quizá lo que obligará a los involucrados a cumplir con la Ley a quienes han mostrado indiferencia, a la par de castigar la negligencia de quien no actuó, incluyendo a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.