Diputados federales buscarán enfrentar la lucha contra la obesidad

CDMX.- La Cámara de Diputados no debe bajar los brazos en la lucha contra la obesidad, ya que existen evidencias sólidas de que el sobre peso es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y cáncer, afirmó la diputada del PRD Lluvia Flores Sonduk.

Recordó que entre 2012 y 2013 el Poder Legislativo dio pasos positivos para enfrentar este problema que, según datos oficiales, el 70 por ciento de adultos y el 30 por ciento de los niños en edad escolar, enfrentaban esta preocupante situación que impacta negativamente a las finanzas públicas de las instituciones de salud.

La decisión de aplicar un impuesto a bebidas azucaradas representó una medida legislativa positiva, además de desincentivar su consumo entre la población, puntualizó la parlamentaria, quien dijo que los recursos recabados por el aumento al impuesto al consumo de bebidas azucaradas permitió que en su primer año de implementación se redujera en un 6 por ciento. 

En este sentido, la secretaria de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados señaló que junto con otros legisladores del PRD propondrá en su plenaria, previo al arranque del nuevo periodo de sesiones de la LXIII legislatura, que sea uno de los temas principales que el grupo parlamentario enarbole. 

Lamentó que a decir de diversas organizaciones de la sociedad civil como la Coordinadora de la Coalición ContraPESO; Alianza por la Salud Alimentaria e investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), todavía hay mucho por hacer, porque el gran poder de la industria refresquera en México, sigue operando para frenar las medidas aprobadas y publicadas para desincentivar el consumo de bebidas con azúcares añadidas. 

“A la industria refresquera y otras más les interesa que el Poder Legislativo se olvide de este tema y por ello en el mundo y en nuestro país difunde falsos argumentos y mensajes engañosos sobre las consecuencias por el consumo de sus productos”, comentó.

Flores Sonduk destacó que a decir de las organizaciones que han dado un seguimiento puntual a este tema en México y en el mundo, han denunciado que la industria de alimentos y bebidas financió tres estudios que “alegan que el impuesto en México a las bebidas azucaradas no han reducido el consumo adecuadamente” y que tampoco son responsables en buena medida de la obesidad en niños y adultos.

Agregó que dichas organizaciones han denunciado que lamentablemente esta industria ha pagado estudios a modo a algunas instituciones presuntamente de prestigio para contradecir que las bebidas traen graves daños a la salud de los consumidores.

Por ello, la diputada por Guerrero destacó: “es necesario que el GPPRD tenga como uno de sus temas principales en el próximo periodo de sesiones, el poder revisar las leyes, aprobar ya que la industria de alimentos y bebidas siga incumpliendo leyes y ofreciendo información nutricional engañosa, además de comprar voluntades”.