Funcionarios Carreristas continúan en la línea de amiguismos y corrupción

Por: @EldeNegro

Ha trascendido que el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Manuel Lozano Nieto, tiene intenciones de hacerse del control del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, aprovechando que se aproxima la conclusión del encargo de la actual titular.

Al parecer, en recientes fechas el funcionario de primer nivel del Poder Ejecutivo, en compañía de su “candidata”, visita frecuentemente el Palacio de Gobierno, para obtener el respaldo del Gobernador del Estado o, al menos del licenciado Alejandro Leal Tobías.

La persona en quién pretende que el Congreso del Estado deposite la responsabilidad de la Presidencia del TECA es la abogada Gina Maribel Rocha Peñuelas, quién entre los años 2005 y 2009 ocupó la Presidencia de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, durante la administración del panista Marcelo de los Santos Fraga, con unos resultados nada honrosos.

Al término de su gestión al frente de la Junta Local, resultó que la Secretaria General de su administración e la Junta Local, incurrió en el delito de peculado por una cantidad cercana a los $600,000.00, sin que Rocha Peñuelas “lo notara” (causa penal 214/2009, que culminó en una sentencia condenatoria). Posteriormente, Rocha Peñuelas también fue vinculada a proceso en el Juez Segundo del Ramo Penal, que generó la emisión de una orden de aprehensión en su contra, como probable responsable de Delitos Cometidos por Servidores Públicos en la Administración o Procuración de Justicia, al haber acatado de manera desproporcionada, y en perjuicio de los derechos de un trabajador, una sentencia de amparo indirecto, que privó al empleado de la garantía de pago de un laudo laboral que había obtenido.

Posteriormente logró evadir las responsabilidades penales correspondientes únicamente debido a que afortunadamente para ella, pasó mucho tiempo y prescribió la acción penal.

Recordemos que en el sexenio de Marcelo De Los Santos Fraga se creó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que asumió la administración de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, situación que resultó muy cuestionable, pues de manera inusual prosperó durante esa administración el despacho jurídico particular del entonces titular de la nueva Secretaría, Jorge Ricardo Domínguez Casanova.

Esta información puede ser verificada en la versión de transparencia de la resolución del Juzgado Segundo de Distrito, en el amparo indirecto 1408/2012 y seriamente pone en tela de juicio la capacidad y cualidades de la abogada Rocha Peñuelas para dirigir al Tribunal laboral del Estado de manera adecuada; sin embargo la última palabra la tendrá el Congreso del Estado, quién deberá escrutar con mucho cuidado los perfiles de los aspirantes al encargo.