Funcionarios Carreristas continúan en la línea de amiguismos y corrupción… Parte II

Por: Elde Negro

En seguimiento a información recientemente aparecida, algunos abogados postulantes que refieren ser asiduos usuarios de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, accedieron a hablar sobre su experiencia en esa dependencia gubernamental, pero bajo la condición de reservar su identidad.

Durante el tiempo en que la licenciada Gina Maribel Rocha Peñuelas fue titular de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje había un grave clima de corrupción en la Junta. Hicieron hincapié en que la licenciada Rocha Peñuelas tenía divididos a los abogados entre los amigos y socios de su superior, Jorge Ricardo Domínguez Casanova y el resto de los mortales, existiendo tratos notoriamente distintivos en favor de los primeros. Refirieron que algunos de los más prestigiados despachos de abogados que atienden al ramo empresarial tenían a sus órdenes mesas de trámite, atendidas en muchos casos por personal que había salido de las filas de sus propios despachos (dando datos precisos de las mesas y nombres de los titulares de los despachos), y que esa fue una práctica instituida en la Junta Local por Domínguez Casanova y Rocha Peñuelas. En el mismo sentido, nos refirieron que en su momento, fue un caso muy sonado la orden de aprehensión que pesó sobre Rocha Peñuelas, por tratarse de un caso extremo de exceso para beneficiar a la parte patronal.

Los entrevistados hablaron de un sinfín de expedientes en los que de la noche a la mañana aparecían alteradas o desaparecían las notificaciones para que los empresarios que tenían resoluciones en contra pudieran evadir pagar sus derechos a los trabajadores.

Incluso, especulan que el origen de la plataforma con la que opera la Junta Local desde esos tiempos, que en nada sirvió para agilizar el trámite de los juicios, tuvo el único objetivo de acercar al empresariado la identidad de los trabajadores que presentaban demandas laborales, para no contratarlos en un nuevo empleo si aparecían con juicio, pues se publicaban las listas de audiencias.

Señalan que era un secreto a voces que durante el tiempo que fue encargada de la mesa de expedientes colectivos y sindicales, la señora Rocha Peñuelas impuso cuotas para el registro de contratos colectivos. Y ahora que se “desempeña” como Representante Patronal en la propia Junta Local, apenas y se digna a asomarse a la oficina, como si estuviera de año sabático.

Las vivencias que nos refieren los abogados entrevistados hacen referencia a un trato poco respetuoso y desconsiderado de parte de Rocha Peñuelas, siempre altiva y poco dispuesta a atender al público.

También mencionaron que deja muy serias dudas su capacidad para desempeñar la función de titular y que era muy frecuente encontrar en los expedientes decisiones erróneas, tomadas al vapor por esta persona, que revelaban desconocimiento de su especialidad. Algunos de los abogados entrevistados refiere que son motivados a hablar y recordar lo que fue la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en los tiempos en que Rocha Peñuelas fue Presidente, porque creen injusto y grave que, pese a sus antecedentes, pueda ser tomada en cuanta para ocupar otro cargo de similar responsabilidad.

Estiman que elegirla como cabeza de un Tribunal, es promover la corrupción.

Hacen un llamado al Congreso del Estado para que investigue a fondo los antecedentes de Rocha Peñuelas y se elija a una persona que no cuente con antecedentes tan poco honrosos, pues lejos de reivindicarse ante la sociedad tras tantos escándalos, estarían, como se dice popularmente, pintándole otra rayita al tigre.

Terminan sentenciando los profesionistas, “no se puede permitir que Gina repita sus excesos nuevamente; comúnmente los abogados nos debemos enfrentar entre nosotros, pero esta vez debemos unirnos para no permitir que este tipo de funcionarios incompetentes dirijan a las autoridades y si es necesario acudiremos personalmente al Congreso a alzar la voz”.