IMSS rindió cuentas ante el Senado de la República

San Luis Potosí, SLP.- En comparecencia ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, como parte de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno del Presidente de la República, el Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, rindió cuentas ante los legisladores respecto a la situación actual del Instituto, así como los principales avances y retos.

Destacó que en los tres ejes centrales de su gestión hay mejoras en el área de finanzas, atención médica y digitalización de trámites, que han robustecido y consolidado al IMSS como la institución de salud y seguridad social más importante de América Latina.

En su presentación, Mikel Arriola externó su preocupación en torno a la deuda de 12 puntos del Producto Interno Bruto por el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de ex trabajadores y por los 11 puntos deficitarios en el Seguro de Enfermedades y Maternidad, ante lo cual planteó ser astringentes en el gasto, y pidió a los senadores no agregar obligaciones adicionales al IMSS sin definir fuentes de fondeo, además de actuar de manera preventiva para contener el crecimiento de los males crónico-degenerativos con el nuevo modelo de prevención, como se está haciendo.

El titular del Seguro Social destacó que a partir de la implementación de medidas de disciplina financiera y control del gasto, por primera vez en 2016 y luego de 35 años, no se utilizaron reservas para financiar al Instituto, además de presentar un superávit de 6,388 millones de pesos, por lo que anunció que la viabilidad del Instituto está asegurada hasta 2020 y de mantenerse el control de gasto y compras eficientes, podría llegar a 2035.

Destacó diversas medidas de control de gasto que han permitido al IMSS realizar compras eficientes y ahorrar el año pasado 6,493 millones de pesos por las compras consolidadas, contratación de servicios integrales, sustitución de parque vehicular por arrendamiento, licitación de seguridad para los inmuebles del Seguro Social y disminución del gasto en Prestaciones Económicas.

Además, dijo, el Instituto ha mejorado su eficiencia recaudatoria y alcanzó ingresos por 262,032 millones de pesos, que representa un crecimiento de 16 por ciento en la actual administración, situación favorable en la que destaca un acelerado proceso de formalización del empleo, que en los primeros cuatro años y 10 meses de esta gestión, alcanza tres millones 133,980 plazas, cifra mayor que la creada en los seis años completos de las administraciones anteriores.

Arriola destacó que esta salud financiera permite al Instituto destinar alrededor de 27 mil millones de pesos para la construcción de 13 hospitales –que incluye la sustitución del hospital de San Alejandro, Puebla, afectado por el sismo del 19 de septiembre–, así como 40 Unidades de Medicina Familiar. Hasta el momento, apuntó, se entregó un hospital de especialidades en Villa de Álvarez, Colima, así como 13 clínicas familiares en 10 entidades de la República.

Respecto a las mejoras en la calidad y calidez de servicios médicos, reportó el avance de los diversos programas que integran el Decálogo para Fortalecer la Atención Médica: Unifila, para pacientes sin cita, da cobertura a 38.6 millones de derechohabientes y continuará extendiéndose a 149 clínicas; gestión de camas ha reducido de 22 a menos de ocho horas la ocupación de una cama y ya funciona en 154 hospitales generales y se implementará en todas las Unidades Médicas de Alta Especialidad.

Las cirugías en fin de semana han reducido 83 por ciento el tiempo de espera para recibir una operación en trauma y ortopedia –de 60 a 10 días– y se está próximo a llegar a los 13 mil procedimientos, al realizar 160 cirugías cada fin de semana; el Código Infarto, para la atención inmediata de pacientes con problema cardiaco, ya brinda cobertura en 27 delegaciones del país y se prevé que se extienda a toda la República antes de finalizar la administración.

Respecto a los servicios digitalizados, destacó que al cierre de octubre de 2017 se han realizado 174 millones de trámites, cuando en 2012 ninguno era digital. Mediante la aplicación IMSS Digital, los derechohabientes han solicitado cerca de dos millones de citas por esta vía, desde su puesta en marcha en diciembre de 2016.