En la Plaza México… Orejas para Juan Pablo y Cartagena… Fermín Rivera sin suerte

Ciudad de México, CDMX. Domingo 17 de diciembre (Especial).- La sexta corrida de la Temporada Grande Internacional 2017-2018, quinta del abono en la Monumental Plaza México, tuvo como triunfadores al diestro Juan Pablo Sánchez y al rejoneador español Andy Cartagena, quienes se repartieron dos orejas. El otro alternante a pie, Fermín Rivera, no tuvo suerte y le tocaron los tres avisos en su segundo toro.

Así pues, ante una regular entrada en tarde fresca y nublada, se lidiaron dos buenos astados para rejones de José Marías Arturo Huerta, destacando el segundo de ellos. Y para la lidia ordinaria se jugaron cuatro toros muy serios de Torreón de Cañas, siendo bueno el primero, de regular juego el tercero y complicaciones resultaron el segundo y el cuarto.

Al toro que abrió el festejo, de la divisa de José María Arturo Huerta, el caballero en plaza benidormense ANDY CARTAGENA montando a “Cuco” toreó templadamente a la grupa para luego colocar un rejón de castigo. Arriba de “Apolo” atemperó de costado y con espectacularidad, dando paso a la colocación al cambio de una banderilla larga a una mano, otra de misma ejecución pero más emocionante. Manejando la rienda después a “Gorrión” clavó otro palo y realizar dos giros en la cara del toro. Provocó la embestida con la cola del caballo para dejar otro garapullo, seguido de otro par de giros en la cara del astado. Y sobre “Jinocente” clavó tres banderillas cortas al violín y en un palmo de terreno coronando así con desplantes su quehacer. Mató de cinco pinchazos y una estocada para escuchar aplausos tras un aviso.

En su segundo, otro ejemplar de José María Arturo Huerta, de nombre “Cinco Jotas”, Andy cabalgado con “Cuco” templó de inicio a la grupa y enseguida clavar un fierro de castigo y salir toreando con la banderola. Después, arriba de “Iluso”, llevó muy templado al toro prendido a la cola del corcel para dejarle una buena banderilla larga a una mano y seguir toreando a la mínima distancia, de costado y haciendo la hermosina, colocando al cambio otro palitroque.

Encima de “Cupido” templó al estribo y dando el pecho del bridón clavó otra banderilla exponiendo de más. Hizo gala del buen manejo de su jaca y dejar una banderilla más seguido de un giro en la cara del toro con emoción. Sobre su estelar “Humano”, caminando en dos patas, arrancando fuertes aplausos, colocó un palo al violín. Y arriba de “Bruja” puso dos palos cortos para finiquitar de dos pinchazos y estocada, siéndole otorgado un apéndice a petición popular.

A pie, FERMÍN RIVERA al primer astado de su lote, de la dehesa titular de Torreón de Cañas, le jugó bien los brazos en lances a la verónica y quitó empeñosamente por chicuelinas. Con la muleta inició por alto para a continuación darse a torear templadamente y con clase en tres series derechistas, siempre yendo a más. Por naturales ligó una buena serie que remató con torero desdén. Molinete al canto y derechazos despatarrado, además de acortar distancias. Un cambio de mano por la espalda para engarzar más toreo izquierdista con pundonor. El torreoncañero perdió aire y aun así Fermín lo forzó para sacarle en tablas otra buena tanda diestra con mucha seriedad.
Manoletinas para cerrar su trasteo y matar de tres pinchazos y estocada honda desprendida para ser aplaudido tras un aviso.

En su segundo, otro burel de Torreón de Cañas, Fermín lanceó a la verónica con valor y quitó a pies juntos. Con la franela empezó doblándose, hizo una pausa y siguió por el pitón derecho en tres tandas de buen temple pero el toro yendo a menos, terminando con la cabeza arriba y saliendo suelto de la suerte. Por el izquierdo ha estado firme el torero no así el toro pero si ha sido evidente el torerismo y el valor de Rivera. Una vez más por derechazos, en tablas, le sacó muletazos de mucho mérito y pisándole los terrenos. Labor de aliño para cerrar el trasteo y terminar de dos pinchazos, otros tres hondos soltando y estocada entera contraria, además de tres golpes de descabello. Le sonaron los tres avisos y se le fue el toro vivo a los corrales, aunque hubo que pasaportarlo en el ruedo.

En el primer ejemplar que le tocó en suerte, llamado “Alabardero”, el matador aquicalidense JUAN PABLO SÁNCHEZ veroniqueó con soltura y buen gusto. Con la sarga comenzó doblándose, dando seguimiento a su labor por derechazos en cuatro series empeñosas por la poca fuerza del burel. El toro no era fácil, no le iba franco al engaño y aun así le acortó el espacio al de Torreón de Cañas para estar más que dispuesto por naturales. De nueva cuenta con la mano diestra le “robó” meritorios muletazos, uno a uno y metido entre los pitones con evidente firmeza, jugándosela de verdad para ser jaleado con fuerza. Terminó de soberbia estocada para que le fuera otorgada una más que merecida e importante oreja.

Y en el burel que cerró plaza, también de Torreón de Cañas, Sánchez veroniqueó de manera estupenda para rematar con media y la revolera. Su labor muleteril la inició vaciando por alto, continuando suavemente y con temple del bueno por el lado derecho en una buena serie. Su toreo natural tuvo voluntad pues el toro por ahí tuvo un corto recorrido. Mejor por el derecho le largo muletazos meritorios e inclusive fue cogido peligrosamente sin consecuencias. Persistió Juan Pablo con la mano diestra, le pisó los terrenos y así le sacó lances importantes, aguantando de verdad, sacándole muletazos de relevancia, uno a uno, que le supo reconocer la concurrencia. Acabó de pinchazo hondo en buen sitio y tres golpes de descabello para ser aplaudido.

FICHA: CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Sexta corrida de la Temporada Grande Internacional 2017-2018 y quinta del abono. Monumental Plaza México. Entrada: Regular en tarde fresca y nublada. Dos toros de José María Arturo Huerta para rejones, que dieron buen juego, sobresaliendo el segundo. Y cuatro astados serios de Torreón de Cañas para la lidia ordinaria, siendo bueno el primero, regular el tercero y complicados fueron el segundo y el cuarto. El rejoneador alicantino Andy Cartagena: Palmas tras un aviso y una oreja. A pie, Fermín Rivera: Palmas tras un aviso y tres avisos (toro vivo). Juan Pablo Sánchez: Una oreja y palmas.