El conflicto se recrudeció luego de que el gobernador Juan Manuel Carreras pactó, con ambos mandos, que solucionaría sus problemas

San Luis Potosí, SLP.- Aún se desconoce cuál de los flamantes asesores del gobernador Juan Manuel Carreras López le recomendó hacer de mediador en el pleito taxistas vs. Uber en el que lejos de poner un fin, reavivó el conflicto en el que parece, no habrá ganador.

Esta tarde otra vez la Secretaría de Comunicaciones y Transportes auxiliada por elementos de la Policía Estatal, Metropolitana y hasta Federales, iniciaron una cacería de Uber con un operativo montado en la colonia Prados Glorieta, calle Colorines entre B. Anaya y carretera 57, para mayor referencia, frente a la Unidad Deportiva Universitaria.

Hace unos días, cuando el gobernador Carreras, vestido en ropa deportiva y sin peinar, salió de Casa de Gobierno para atender a un puñado de taxistas que le exigieron impidieron trabajar a los Uber, el mandatario decidió decirles que sí, que les haría caso y que atendería su denuncia. Un día después el doctor Carreras se reunió con choferes de Uber con los que se comprometió a poner fin a los operativos en su contra y permitirles trabajar.

Con esta decisión el gobernador no quedó bien con ninguno de los dos bandos, ahora el conflicto se recrudece, ya han sido dañados vehículos de taxi y Uber, igual que hace unos meses la violencia y las agresiones van en aumento y, con el Estado tomando partido a favor de los taxistas, no parece que esto vaya a terminar pronto.

El jueves a la 17:00 se dará una reunión entre los operadores Uber y las autoridades.