Del oropel inocuo… Derechos Humanos, la basura y nada… es lo mismo

Por: Everardo González Castanedo

Inútil, delirantemente apagado, callado, vacío de acciones sin el más mínimo sentido del pudor es como se encuentra actualmente la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), al frente de esa dependencia que para nada es autónoma está un tal Jorge Andrés López Espinosa.

Para nadie es un secreto que los derechos humanos en San Luis Potosí se pisotean a contentillo de muchos a la hora que sea, en donde sea y por quien sea, y lamentablemente hasta el momento la presunta encargada de vigilar, gestionar y solucionar este tipo de conflictos, es decir, la CEDH, no ha hecho otra cosa que ser una figura de oropel, inocuo, inútil para beneficio de los que diario pisotean los derechos más fundamentales de los potosinos.

Históricamente en la entidad potosina, pocos avances se han tenido por parte de los titulares de la CEDH en materia de derechos humanos y de ser de verdad y no de mentiritas, un ente que promueva y proteja los derechos de los potosinos. Lamentablemente con el actual titular, parece que la modorra burocrática que es la CEDH, se ha maximizado y está en sus laureles mientras la sociedad sufre atropellos.

En el Gobierno del Estado y todos sus ramales, así como en otras entidades gubernamentales, se pitorrean de la risa cuando alguna vaga recomendación llega a sus oficinas. Total, del papelito no pasa y hasta el momento, no hay acciones verdaderas y ni siquiera simuladas por dar un brinco a la protección de los potosinos.

En el caos particular de quien esto escribe, amenazado, golpeado y con el permanente miedo de ser agredido por decir las cosas como son, la CEDH se ha dignado solamente a recibir la queja y poner un hermoso baner en su página oficial, donde se presume que se hace y que se condena la agresión hacia mi persona y… nada más, hasta ahí queda la “gran labor” de la CEDH, total, que se lo jodan a uno.

Pero más allá de esta persona que escribe, son cientos, por no decir miles, las quejas que diariamente quedan en el escritorio de la CEDH, sin que pase más allá de tibias recomendaciones a las autoridades y entes agresores.

Desaparecidos, feminicidios, asesinatos a diestra y siniestra, detenciones arbitrarias, maestros acosadores, sacerdotes violadores que siguen en libertad, niños sin respeto a sus derechos fundamentales, y un largo etcétera de crímenes en contra de la dignidad humana de los potosinos.

Eso sí, hay simpáticos talleres que no pasan de la foto, presencia en casi todo evento social del titular de la CEDH en cualquier guateque, y la presunción de que la comisión estatal es una de las más chidas chiroliras y efectivas de la República Mexicana, ajá, cómo no.

Si usted lamentablemente ha sido violado en sus derechos humanos e inocentemente acudió a la CEDH para que le ayuden, lamentamos informarle que su caso estará en análisis durante un largo tiempo, y en caso de que la CEDH se digne a trabajar en el problema, taráaan, solo le dirán que ya se hizo una recomendación a la autoridad o ente agresor y ya, ándele con su problema a su casa, total, la CEDH ya actuó con todas las de la ley. Ah pus ta güeno.

Aquí los únicos que están felices son los trabajadores de la CEDH (ojo, felices entre comillas porque no soportan a su titular), por que cobran, pero más felices y plenos son los entes de gobierno que saben que pueden pisotear y violar derechos humanos a lo loco, total, de un papelito y declaraciones a la prensa de que se trabaja en los casos y se hacen recomendaciones, no pasa.

Y que feo que sean así, dice la chaviza, porque las recomendaciones de la CEDH son como el aire que le da a Juárez, así, sin efecto, sin sustento, sin acciones, sin nada más que la hermosa firma del titular y su sellito de la CEDH.

Ojalá en algún momento se pongan las pilas antes de que se pierda más este estado en la inseguridad y el miedo. Eso sí, cuente con que su titular como chapulín, brincará a otro puesto bien pagado, igualito que todos sus antecesores, dejando a los que de verdad trabajan dentro de la CEDH en las manos de caprichos del nuevo titular.

De oropel, inocuo, así, nomás para la foto, la CEDH, a nosotros, el pueblo, que nos bendiga Dios porque es la única defensa que tenemos. Que triste.

Como siempre les recuerdo:

NO TOMO

NO FUMO

NO USO DROGAS

NO TENGO VÍNCULOS CON NINGÚN GRUPO DELICTIVO

Con gusto respondo:

@Srdeportes