Tromba azota Venado… urge se declare zona de desastre

Venado, S.L.P.- Tromba, acompañada de granizada y fuertes vientos, provocó grandes destrozos en la cabecera municipal y en la comunidad Barrio de Guadalupe, dejando como saldo daños materiales aún incuantificables. Al momento se cree que hay cientos de damnificados, pero afortunadamente no se lamentan pérdidas humanas.

Según versiones de habitantes, comenzó a llover aproximadamente a las 18 horas, afirman que al principio sintieron los fuertes vientos y que en seguida vieron caer granizo por todos lados con gran fuerza.

El fenómeno se recrudeció al grado de desprender techos de algunas viviendas, árboles, tumbó bardas y arrasó con ganado menor y otras especies, por lo que comenzaron a solicitar auxilio, pero debido a que los árboles fueron arrastrados hasta las zonas de caminos y carreteras, el pueblo quedó incomunicado, hasta que la lluvia cesó aproximadamente una hora después.

El alcalde Martín Álvarez Martínez intentó llegar hasta la cabecera municipal, pero fue imposible, un gran árbol obstruía la carretera y no había manera de tomar una brecha o camino rural, por lo que pidió auxilio a Protección Civil del Estado, pero pasadas las 21:15 el comandante Ignacio Benavente, sólo se había dado por enterado.

Fuentes del ayuntamiento aseguran que en la comunidad Barrio de Guadalupe, donde desemboca el río, la bajada de agua dejó incomunicados a los habitantes del lugar que vieron como la corriente se llevaba a sus animales de patio, ganado menor y algunos enseres.

El pronóstico de lluvia continúa en la zona, pero resulta imposible realizar maniobras para rescatar a la gente, habitantes de la comunidad, que es una ranchería, porque no hay manera de que los vehículos puedan pasar, lo que indica que pasarán la noche a la intemperie.

El alcalde y los habitantes esperan que la ayuda llegue pronto, pero tal parece los funcionarios del Estado prefieren dormir calientitos. Cabe destacar, que el municipio está incomunicado porque se desbordó el río.