Recordando a Miguel Portillo una leyenda de la crónica deportiva… (VIDEO)

Nacido en Wadley, comunidad de Catorce, San Luis Potosí, con una trayectoria de más de 30 años en la crónica deportiva, Miguel Portillo Quijano hizo historia en los campos, canchas, pistas y cada lugar donde se practica el deporte en la ciudad de los jardines San Luis Potosí y fuera de ella; amante de un su deporte predilecto el Béisbol, odontólogo de profesión y parte de un legado familiar en la noticia deportiva, a casi un año de su partida recordamos sus andanzas por esta bella profesión.

El también cariñosamente llamado “Médico”, Hermano de Jesús, Francisco y Tino Portillo Quijano fue parte importante del deporte en San Luis Potosí, como impulsor, como cronista y hasta deportista; dejando una huella imborrable de las páginas de oro del deporte potosino, recordado por su trabajo en televisora potosina junto a sus inseparables compañeros y también amigos de la lente, que lo acompañaban en sus andanzas día a día para entregar su material y ser transmitido por el canal 13.

Miles de historias fueron contadas por su micrófono, glorias, triunfos, empates, derrotas opiniones, pero todas con su toque personal, con un carácter fuerte pero carismático, recordado por los compañeros del gremio periodístico por sus sabios consejos, siempre del lado del deportista, apoyándolos desde su trinchera, ganador del Premio Nacional de Periodismo “Fray Nano” por su trayectoria periodística y haciéndose presente en cada evento deportivo en la entidad potosina.

Muy querido entre los deportistas cronistas y encargados del deporte de la máxima casa de Estudios la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, a la cual le brindó horas y horas de su vida dando a conocer los logros de los jóvenes estudiantes.

Después de una larga batalla en contra del cáncer un 28 de mayo del 2017 Miguel Portillo Quijano, dijo hasta pronto a sus amigos y familiares, dejando un legado inigualable en el periodismo deportivo, enseñanzas, experiencias y momentos gratos.

Gracias por todo colega Miguel Portillo Quijano