De demagogos, intolerantes, corruptos, influyentes y mala paga

Por: Everardo González Castanedo

Como va siendo una costumbre desde el inicio de las campañas, cada día hay información fresca, interesante, destacada, analítica… Morbosa, pues; y ayer 9 de mayo no fue la excepción, pues resulta que el candidato a senador por el PRI, Luis Mahbub Sarquis, empresario de medios y la construcción, anda evento tras evento reconociendo las necesidades de la clase laboral, lo cual ya lo cortó por el doble filo.

Habla de sueldos dignos, mayores empleos y bien remunerados, según él conoce las necesidades de la clase trabajadora y se avienta la puntada de prometer que desde el Senado impulsará que los obreros ganen más para traer progreso y mejorar la calidad de vida de las familias potosina. Se escucha de 10 pero no llega ni a cinco…

Y no llega ni a cinco porque justamente ese es el techo al que aspiran quienes trabajan en sus empresas según información publicada ayer. Con recibos de nómina y comprobantes de transferencias bancarias, fue posible confirmar la triste realidad de quienes entregan su tiempo y esfuerzo a las empresas del candidato Mahbub -y eso cuando paga, pues por sus fobias a la familia Torres Corzo también sabe NO pagar-.

Dejando de lado la broma y la burla que este tipo de discursos provocan, resulta ‘lamentabilísimo’ —así de exagerado—, que quienes están en campaña sigan haciendo este tipo de promesas, es decir, el señor Mahbub es empresario y no necesita ser Senador para influir en las decisiones de otros empresarios y comenzar a reconocer como se debe a la clase trabajadora del Estado.

¿O qué, acaso piensa que las grandes empresas etiquetadas como “Great Place to Work” obtienen esa distinción por decisión divina?; de ninguna manera. Si bien tiene que ver el ambiente laboral y otros factores, el hecho de que los trabajadores se sientan identificados con la marca y se pongan la camiseta, depende en importante medida de que su trabajo sea reconocido como se debe.

Para provocar eso no se necesita ser senador, si el señor Mahbub fuera mejor empresario y mejor patrón, no estaría batallando en una campaña que parece sin rumbo, no tiene ideas refrescantes, y de resultar triunfadora, generará un representante de los potosinos que pasará seis años en el limbo de la Cámara Alta. Como es candidato gris, seguramente de senador no cambiará color.

INTOLERANTES

Y no es por patear al perro muerto, pero siguiendo con Mahbub, ayer, otra vez, se anunciaron cambios en su equipo de campaña en el área de la comunicación. Apenas se supieron y empezaron a rodas cabezas en el chat institucional del candidato. Reporteros críticos fueron eliminados del grupo de Whatsapp en el que se comparte la agenda e información del empresario.

Pero no solamente él. El equipo de Cecilia González Gordoa, candidata también del PRI pero a la Alcaldía de la Capital, también hizo limpia. Supuestamente eliminó el grupo para crear otro, que de ser así es una reverenda tontería que seguramente está motivada por lo mismo que en el caso de Mahbub, la crítica a la candidata que de menos, es carente de liderazgo, empatía con la gente y talento.
Allá ellos.

LA MANO DE GOVEA

Pasando a otros asuntos, ayer el Congreso del Estado aprobó la integración de una Comisión Jurisdiccional para llevar a cabo un juicio de responsabilidad administrativa en contra de Pascual Martínez Martínez, presidente 2009-2010 de Santa María del Río y su Cabildo, por el incumplimiento de un laudo laboral arrastrado desde la administración de Pedro Reyna Rosas. No pierda de vista a estos personajes que líneas más abajo retomaremos.

La creación de la Comisión fue en acatamiento a una instrucción del Tribunal Estatal de lo Contencioso Administrativo, la cual advierte que desde la pasada administración debió crearse, sin embargo el Legislativo fue omiso a llevar a cabo esa responsabilidad.

Investigando el tema, resulta que la Comisión no fue creada en su momento a petición del Legislativo por intervención del entonces presidente del Movimiento Ciudadano y diputado, Eugenio Guadalupe Govea Arcos. Hasta ahí nada extraño, una práctica de influyentismo que para los excesos, corruptelas, nepotismo, desvío de recursos y demás porquerías de los diputados, resulta ser un asunto menor, nada grave.

Pues bueno, Pascual Martínez y Pedro Reyna (arriba mencionados), hoy fungen ambos como asesores de candidatos en Santa María del Río, el primero del panista Pedro Coral y el segundo del Grupo Antorcha que apoya al PRI allá y en otras zonas del Estado. Este asunto tampoco pareciera ser gran cosa, exalcaldes detrás de campañas y beneficiándose unos a otros, a la vista irregular pero nada para que pasen sus últimos días en la cárcel.

Sin embargo, hay un asunto que tendría que significar alerta. Hace unas semanas, previo al inicio de las campañas, panistas de Santa María firmaron un oficio de rechazo a su candidato, Pedro Coral, pues denunciaron que Govea Arcos y Xavier Azuara, tienen intereses en el municipio.

Si juntamos que Govea Arcos en su momento protegió a Pascual Martínez, ahora éste asesora a Pedro Coral, y hay una denuncia de que Govea Arcos en colusión con Xavier Azuara (PAN y Movimiento Ciudadano son aliados en Santa María del Río) obtendrían algún beneficio con la candidatura de Coral, la simple denuncia de los panistas debiera ser suficiente para que se iniciara una investigación desde las instancias correspondientes.

MI REMATE

El que se ha salvado porque hay temas más importantes es el candidatete Enrique Malacara, cuya gracia es hablar suciamente de las mujeres, además de tachar de loco y bipolar al Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras, de quien Malacara ha platicado: ‘Estamos en reunión y todo está tranquilo, pero de repente se levanta, se aloca y se pone a gritar’… de lo anterior hasta testigos hay en el interior del Partido Revolucionario Institucional… por cierto ya que ando por esos rumbos, un saludo a Miguel Mata…

Parece un asunto medio revuelto pero como dicen, piénsele mal que seguramente tendrá la razón…

Les recuerdo A TODOS…

NO FUMO

NO TOMO

NO ME DROGO

NO TENGO VÍNCULOS CON ALGÚN GRUPO DELICTIVO

Con gusto respondo: @Srdeportes