En seguridad pública se requiere un cambio de estrategia

San Luis Potosí, SLP.- “Con más cámaras, patrullas y policías vamos a enfrentar la inseguridad que padecemos en San Luis Potosí y en todo el país”, consideró la candidata del PRD al Senado, Leonor Noyola Cervantes.
Dijo que, aunado a un mayor presupuesto al rubro, se requieren más tareas de prevención, además de ser “más estrictos con las corporaciones de policía, para eliminar la corrupción de los malos elementos”.
La aspirante de la coalición Por México al Frente, remarcó: “Para todos está claro hoy que el problema más grave que tiene el país y San Luis Potosí es el de la seguridad, y la manera de resolverlo es con más medidas preventivas con que se evite la comisión de los delitos, y no sólo con más recursos al ramo”.
Indicó que tales medidas de prevención pasan por tener elementos de policía confiables, y en deshacerse de todos aquellos que no pasen las pruebas, “en esto se debe ser muy exigente, pues parte de que no esté funcionando el combate al crimen tiene que ver con policías que no son plenamente confiables”.
La candidata al Senado estuvo presente en las colonias San Juan de Guadalupe, Los Pirules y la colonia Potosí-Rioverde de la capital potosina, en donde acompañó al candidato Ricardo Gallardo Juárez, y ambos plantearon sus propuestas de trabajo a cientos de habitantes.
Subrayó que más patrullas, policías y equipamiento no serán suficientes si no se atiende a una mayor profesionalización y respuesta pronta de los agentes del orden, además de que éstos estén acompañados de las medidas preventivas a largo plazo, que tienen que ver con mejorar las condiciones sociales y económicas de la población.
 “Porque debemos reconocer –amplió– que la mala calidad de vida, la falta de alternativas en educación, las condiciones sociales y económicas en que vive gran parte de la población, tienen mucho que ver para que se sigan generando condiciones críticas y de gran necesidad que alientan la delincuencia”.
Por último, apuntó que atender ese aspecto, trabajando en mejorar esas alternativas sociales y económicas para la población, equivaldría a sembrar las condiciones para ir reduciendo los índices de criminalidad a mediano y largo plazo.