Aprueban Punto de Acuerdo en favor de los migrantes

DJoseEd

San Luis Potosí.- La Comisión de Asuntos Migratorios del Congreso del Estado de San Luis Potosí, aprobó un Punto de Acuerdo para exhortar al Poder Ejecutivo Federal, a que trabaje de manera conjunta con el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica con el objetivo de generar los mecanismos necesarios que contribuyan a un mayor respeto de los derechos humanos de los migrantes en la frontera entre México y el vecino país del norte.

Esta propuesta fue formulada por el diputado José Eduardo Chávez Aguilar, presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios, así como también por los legisladores Jorge Aurelio Álvarez Cruz y Luis Enrique Acosta Páramo, integrantes de ese cuerpo colegiado legislativo y fue aprobada por unanimidad en el Pleno del Congreso.

El punto de acuerdo presentado por los parlamentarios, se centró en prevenir de abusos de autoridad y violaciones a los derechos humanos de los migrantes que cruzan a suelo americano, ante el eventual reforzamiento de la vigilancia policiaca en los Estados Unidos solicitada por la Cámara de Representantes del Gobierno Norteamericano, a cambio de aprobar una posible Ley Migratoria.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios en el Poder Legislativo de San Luis Potosí, Diputado José Eduardo Chávez Aguilar, consideró que hoy día “existen varios homicidios provocados por agentes de la patrulla fronteriza y es fecha en que el gobierno de los Estados Unidos no ha hecho justicia ante tan arteros hechos”.

Asimismo, el legislador adelantó que un posible sellado de la frontera entre Estados Unidos y México, tal y como se expone en el proyecto de Ley Migratorio, “solo traería consigo más hechos de violencia y ataques a los derechos humanos de personas que intentan cruzar de manera ilegal la frontera”.

Los legisladores potosinos también expusieron que si bien la Ley Migratoria traería beneficios para unas 11 millones de personas, repercutiría en un número mayor que intenta seguir cruzando la frontera, pues con la fortificación de la presencia policial en esa línea divisoria, solo se contribuiría a generar un clima de hostilidad en el que se pueden vulnerar los derechos humanos de las personas.

Finalmente, recordó que la operación en la zona fronteriza a nivel nacional, arrojaría la entrada en operación de unos 3,500 nuevos agentes aduanales, además de que se emplazaría a la Guardia Nacional en la frontera a construir la valla y a colocar más puestos de control, entre algunas de las tareas por hacer.