Felicidades a todos los papás en su día

Everardo González

San Luis Potosí.- ‘Yo quiero ser como mi papá’… Frase que todos desde pequeños hemos dicho, y claro, el súper héroe de casa es PAPÁ, pero en la fiesta brava es algo tan inevitable que sí se quiere evitar, aunque por dentro es lo que más se desea.

No creo que en el mundo exista un padre al cual le guste ver a su hijo jugarse la vida en la cara de los toros, sin embargo es aquí donde nace la gran contradicción.

Pero para los profesionales en el toreo, Víctor Santos, Domingo Sánchez ‘El Mingo’ y Arturo Macías ‘El Cejas’ que significa el ser un padre torero…

Víctor: ‘En mi caso es algo que uno quisiera evitar, pero en mi casa se habla de toros, mis tíos son matadores de toros, en la familia hay ganadería, entonces aunque uno quiera evitarlo, todo el día escucha de toros, es algo que sí él quiere lo voy a apoyar’.

Cabe hacer mención que el hijo del diestro potosino ya ha toreado, incluso él mismo dice que va ser rejoneador.

Domingo: ‘Es muy pequeño mi hijo, pero quizá sea algo que lo lleve en la genética, en mi caso mí hijo quiere jugar más con la carretilla -artículo que se utiliza para entrenar- que con sus juguetes, pero bueno claro que me gustaría tener en casa a mí torero pero uno quiere lo mejor para ellos’.

Arturo: ‘Qué te puedo decir en mi caso mi hija sabe que su papá es torero, todo el día en casa escucha hablar de nuestra profesión, incluso ella cuando estoy en un tentadero se baja a torear conmigo’.

Insisto yo creo que a nadie nos gustaría ver jugarse la vida a nuestros hijos en la cara de un toro, pero en el fondo sí queremos, que contraste.

Agencia de Noticias SLP, quiere felicitar a todos los Padres que nos favorecen con su visita, pero muy en especial a los Papás que laboran en este medio y a quienes les rindo un homenaje por su amistad, su valentía y su profesionalismo. Marco Antonio Mena Martínez y Juan Carlos Ventura Zavala, para ustedes un abrazo al igual que para sus padres.

A Oscar Bravo por ser el primer año que festeja junto a su hijo.

A mí padre, también lo mando felicitar, por enseñarme el buen camino y también por ser UN PADRE TORERO