Ejitadarios piden a EPN enderezar los que enchuecaron Fox y Calderón

Corresponsal: Raúl Sánchez Carreño

Ciudad de México.-Los representantes de 29 ejidos, comunidades y pequeños propietarios de Sinaloa, Durango y Nayarit, esperan una respuesta de la Presidencia de la República de Enrique Peña Nieto, a la que le solicitaron intervenir para resolver lo que Vicente Fox y Felipe Calderón complicaron en torno a la propiedad, uso y reparación de daños de las tierras afectadas por la vía Mazatlán-Durango y el multipublicitado Puente Baluarte.


En un escrito dirigido y entregado a la Presidencia de la República, con fecha del 7 de junio pasado, solicitaron al primer Mandatario una mesa donde se les permita llegar a acuerdos para obtener el “pago de nuestra la tierra sin expropiación, en donde se construyeron autopistas y libramientos ya que la Ley Agraria así lo permite”.

En un tercer punto, solicitaron con “carácter urgente reparar los daños ambientales, ecológicos, productivos y de salud provocados por la construcción depredadora en nuestras tierras (de) las autopistas mencionadas, así como la de dar cumplimiento a los acuerdos firmados con la SCT y empresas privadas de la construcción, para la rehabilitación y construcción de puentes y caminos laterales para la comunicación y circulación comercial, ganadera, de bienes y servicios comunitarios”.

El representante de los campesinos afectados, Ernesto Pérez Virgen, destacó «sólo deseamos que el actual gobierno resuelva lo que los otros afectaron; es decir, que enderece lo que Vicente Fox, Felipe Calderón y sus funcionarios enchuecaron, porque se pueden hacer las cosas bien, de manera ordenada y cumpliendo cada quien con lo que le corresponde y no lo hicieron».

Los representantes del área afectada en los estados mencionados estuvieron en la Ciudad de México la semana pasada para ofrecer una conferencia de prensa. En ella, Pérez Virgen destacó que nunca se opusieron a la realización del proyecto.

“Lo único que exigimos, es el respeto a nuestros derechos, a nuestro entorno y a no ser discriminados por nuestro origen campesino o rural. Nos negamos a ser excluidos.

Por el contrario, queremos ser incluidos”, expresaron los ejidatarios.

El documento fue firmado por el sur de Durango por José Félix Ávila García, Andrés Medrano Quiñones, Miguel Alvarado, José Luis Coria Quiñones y Filemón Valenzuela Alemán; por el sur de Sinaloa, por Humberto López Mendoza, Luis Enrique Gutiérrez Prado, José Manuel Raygoza y Pedro Loaiza Velarde, mientras que por el norte de Nayarit lo hicieron Daniel Bravo García, Nicolás Orozco Simental, Humberto Huerta Verdín y Ángel Ortiz Rodríguez.

En él también solicitaron “auditar las finanzas que BANOBRAS autorizó y destinó a la Dirección de la SCT en Sinaloa, Nayarit y Durango para el pago de los bienes de los campesinos que perdieron sus aguas, bosques, cercos, norias, árboles frutales, maderables, de sombra, flora, fauna y tierras productivas”.

Pérez Virgen dijo a nombre de sus representados que esperarán un tiempo prudente la respuesta de la Presidencia de la República porque, de lo contrario, acudirán como lo hacen todos los grupos desatendidos, a la capital del país a plantarse hasta que los escuchen.