Sabías qué? El corazón artificial es uno de los grandes inventos de los Estados Unidos

Estados Unidos.- Hoy 4 de julio se celebra en los Estados Unidos, el Día de la Independencia. Y para conmemorar estas celebraciones, comparten con el mundo, una remembranza de los grandes inventos realizados en el país Americano. Hoy conocemos la historia el corazón artificial.

Los avances en medicina han conseguido logros notablemente significativos para mejorar la calidad de nuestras vidas. El desarrollo del corazón artificial es uno de estos logros y uno de los grandes inventos del siglo XXI.

El corazón humano late unos 2.5 billones de veces a lo largo de una vida promedio. Cada día bombea más de 7.000 litros de sangre, proporcionando oxígeno fresco a cada célula del cuerpo para poder vivir. Se podría decir que sin un corazón palpitando dentro de nosotros estaríamos muertos, ¿verdad? No necesariamente…

Un médico que perdió a su padre por un ataque al corazón pensó diferente. “Si el cerebro de una persona y el resto de su cuerpo está en buena forma, ¿por qué muere la gente?», dijo el doctor Lederman en el 2003.

Este doctor fundó Abiomed, Inc. y creó AbioCor, un corazón artificial hecho de plástico y titanio del tamaño de una toronja.

Robert Tools fue la primera persona en recibir un corazón artificial el 2 de julio de 2001. La compañía lo consideraría un éxito si Tools sobreviviera 60 días después de la operación. Tools sobrevivió 151 días y su corazón artificial latió más de 20 millones de veces antes de morir.

El primer corazón artificial del mundo fue el Jarvik-7, desarrollado por el doctor Robert Jarvik.

Este corazón artificial y el siguiente modelo, Syncardia CardioWest, son estimulados por una máquina que existe fuera del cuerpo humano. Esto limita a los pacientes a estar en una cama.

A pesar de todos los avances que se han logrado desde la creación de AbioCor, se puede decir que éste primer modelo permitió la creación de nuevos aparatos, siendo el responsable de redefinir las percepciones de vida y permitiendo que la gente sobreviva con un corazón artificial.