martes, 3 de agosto de 2021

Badillo y ‘El Mojito’, conmocionado, oreja casta Llaguno

  • julio 8, 2013

mexico

Por: Toroestoro.com

[Luis Hernández] Edgar Badillo y Alejandro Lima «El Mojito«, cada quien a su alcance, le sacaron jugo a la casta Llaguno al cobrar oreja. Y en el mismo tenor, Diego Emilio, con salida al tercio dentro del impacto causado durante la inauguración de la Temporada Novilleril de la plaza México.

Ese poder de trasmisión ofrecido por el encierro de San Marcos entusiasmo a cerca de tres mil espectadores, creando un clima netamente taurino que va desde el público infantil hasta el aficionado taurino. Pepe Nava y el rejoneador Eduardo Rubí escucharon fuerte ovación; Sebastián Palomo, aviso entre el silencio.

Y es que cuando el toro se deja sentir en la arena trasciende hasta los tendidos dejando una estela de emoción al rebazar las barreras. Badillo tuvo además en suerte el motor de «Leo», entre los montados y playeros de cuerna que enbestían al mínimo movimiento y empujaban con fuerza hacia los caballos de pica produciendo dos tumbos, a Carlos Domínguez y Eduardo Noyola.

Claro, la actitud de Edgar con ese segundo de suelta rompió al cubrir el tercio de banderillas en un par al Relance tras Galleo ceñido; la faena tuvo en sus remates los destellos necesarios para no desprender al público, más que correr la mano al tomar la muleta: Cambiados, Molinete, Trincherazo y Trincherilla encontraron eco al fulminar de entera al sanmarqueño, a cambio de la oreja.

Tras el derribo de Domínguez vino el segundo puyazo de Carlos Ibarra. El Mojito cobró turno en quites en Zapopinas y el matador en turno, Diego Emilio, respondió con ajustadas Gaoneras; ahí se palpó el pique y el deseo por sobresalir más. La afición, felíz. Colocó tres cuarteos y brindó a Manolo Arruza. En su estructura de faena logró emocionantes ejecuciones por ambos lados.

Fue alcanzado por la casta de «Escorpión» al entrar a matar, después dejó una entera sin efecto, siete descabellos y de nueva cuenta otra entera dentro de un ambiente de gallardía, tan fue así que no obstante los dos avisos, llamaron a Emilio a saludar desde el tercio.

El ambiente se fue para arriba cuando la embestida de largo del encastado «Capricornio» tomó cuatro largas de rodillas en los medios. «El Mojito» aumentó el ánimo del aficionado al cobrar un quiebro en banderillas pegado a tablas. Brindis a la Porra de Niños. Y aunque estuvo a merced del astado, cobró una tanda de tres derechazos a un mismo ritmo.
Fue arrollado en dos ocasiones y bajo los efectos de los golpes se tiró a matar centrado en la cornamenta, entregándose a Topa carnero a la casta del novillo en una entera. La conmoción cerebral provocó que Badillo culminara la muerte con un descabello y la oreja la paseara la cuadrilla, mientras Lima se mantenía en la enfermería.

Duro fue el comportamiento de «Virgo» que tumbo a Noyola. Nava únicamente lució en banderillas viéndose fácil con sus cuarteos. Que bueno que el espontáneo iba pasado de copas, por lo que fue atrapado sin dificultad. Y pese a lo instrascendente de la faena el público reaccionó con una ovación al dejar Pepe una entera contraria.

Sebastián Palomo cerró la lidia a pie frente a «Sagitario», enrazado y pegajoso; por ahí hubo buenos momentos tanto de capa como con muleta. Entera de reacción tardía para escuchar un aviso.

Abrió el rejoneador Eduardo Rubí logrando buenos momentos en banderillas con sus Batidas. Un bajonazo contrario no desencantó la ovación ante al bravo «Geminis», aplaudido en el arrastre como sus siguientes tres de turno. En el papel lucía ligero el encierro, sin embargo la casta Llaguno contribuyó en grande a este primer festejo de temporada.


© Copyright 2021