Secuestrador de Cleveland evitó la pena de muerte

Ariel-Castro

Cleveland, Ohio.-Ariel Castro, quien secuestró, torturó y abusó sexualmente de manera sistemática a lo largo de una década a tres jóvenes en su casa de Cleveland, Ohio se declaró culpable de los 977 cargos que pesaban contra él a cambio de evitar la pena de muerte.

De acuerdo con el trato al que ha llegado este viernes con la Fiscalía, el secuestrador cumplirá una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de fianza y otros 1.000 años de prisión. El juez todavía debe aceptar los términos del acuerdo, en lo que parece un mero trámite formal.

“¿Entiende que nunca más volverá a salir en libertad?“, le ha preguntado el magistrado. “Soy consciente de la pena y consiento a la misma”, ha respondido Castro.”Sabía que me iba a caer la pena más grave”, ha añadido. Entre los casi 1.000 cargos de los que se acusaba al exconductor de autobús escolar se encontraban -además de varios secuestro, violaciones y torturas- dos delitos por homicidio imprudente, por haber provocado dos abortos a una de sus víctimas tras patearle el abdomen. Esos crímenes están sancionados con la pena capital en el Estado de Ohio, que finalmente, tal y como querían los abogados de Castro, éste va a evitar, librando a las jóvenes a las que mantuvo cautivas de tener que testificar delante de su captor en un juicio público, un trance por el que éstas no querían pasar, según sus portavoces. La fiscalía, no obstante, se ha reservado la posibilidad de solicitar la pena de muerte si se descubren nuevos delitos.