Oribe Peralta héroe de Santos ante Cruz Azul

santos

Torreón.- En un gran partido donde Oribe Peralta fue el protagonista, Santos se impuso por 3-2 a Cruz Azul en la segunda fecha de la Liga MX.

Los laguneros se presentaban ante su gente con el objetivo de saldar cuentas con el equipo que los venció en las semifinales del pasado Clausura 2013.

El primer lapso se pintó de albiverde; Andrés Rentería se adueñó de la banda izquierda y generó los ataques santistas. Fue así que cayó el primer gol de la noche; Oswaldo Alanís aprovechó un disparo que se iba fuera del campo para cabecear a quemarropa desde el área chica. Apenas se jugaba el minuto dos.

Llegó el segundo festejó; Oribe Peralta ingresó con balón controlado, con tiempo, con sangre fría; la zaga intentó anticiparse, pero nadie supo lo que haría con la redonda; finalmente arribó hasta las narices del cancerbero y lo superó con un disparo suave. La genialidad acrecentó la ventaja local.

La cuenta no se detuvo; Era el minuto 44, cuando Peralta encontró un balón en las afueras del área y le pegó con dirección al rincón izquierdo. El delantero salió en plan grande, ya tenía dos en su cuenta personal, ambos golazos.

Cruz Azul quiso reaccionar. Al 63´, El Chaco Giménez le pegó con rencor desde lejos buscando sorprender a Oswaldo Sánchez, aunque la bocha se fue por línea de fondo.

La siguiente fue de Luis Amaranto Peréa, quien remató en tiro de esquina ante una zaga que contuvo sobre la línea. El partido venía a la alza, con unos visitantes que se negaban a ceder más oportunidades.

La perseverancia capitalina iba en ascendencia, y un penal a los 70 minutos fue la llave de entrada para acortar la desventaja. El Chaco Giménez no perdonó al ponerla pegada al palo izquierdo.

Pedro Caixinha respondió con el ingreso de Eduardo Herrera y el Chuleta Orozco, pero los de La Noria estaban decididos a buscar la igualada. Incluso, La Máquina dañó nuevamente gracias a un testarazo de Joao Rojas en un tiro de esquina. Se jugaba el 78´.

Cruz Azul estuvo a punto de lograr la hazaña; en la recta final llevó a su rival contra las cuerdas y tan solo le faltó definir en la última línea, aunque enfrente también se topó con un Oswaldo Sánchez inspirado. Los tres puntos se quedaban en La Comarca.