Morelia sufrió para derrotar a Xolos

Morelia-Xolos

Morelia.- Monarcas sufrió para derrotar a unos aguerridos Xolos, pero Héctor Mancilla llegó para salvar la noche y así vencerlos  por 2-1 en  la Jornada Cuatro de la LIGA Bancomer MX.

Jefferson Montero enseñó su gran momento temprano en el juego, el sudamericano fue sembrando hombres fronterizos en los linderos del área visitante y filtró regalito para Héctor Mancilla que sin marca empujó el uno a cero de Monarcas al minuto 11.

Tijuana quería reaccionar, pero los Monarcas estaban bien parados en su cancha y controlaban el trámite del partido a la espera de encontrar el segundo tanto a su favor.

Al minuto 40 Edgar Andrade cobró una pelota parada en la media luna de los Xolos, el volante le metió la tiza para superar a la barrera pero Cirilo Saucedo estaba atento para desviar a dos manos.

Mancilla estuvo a punto de firmar su segunda diana de la tarde al 44’, el chileno controló la esférica por la esquina del área, recortó hacia el centro y remató a la base del poste, Saucedo se tendió y de nueva cuenta salvó su valla.

En el inicio del complemento Tijuana se acercó al empate en centro raso a Javier Gandolfi que Federico

Vilar pudo cortar antes del remate de su compatriota.

Pero fueron los Monarcas quienes volvieron a vacunar. Héctor Mancilla agarró balón fuera del área y se creó espacio para acariciar con la parte interna la de gajos y depositarla justo en el ángulo para el dos a cero al minuto 49 del cotejo.

La suerte cambió para los Monarcas al 54’, Rodrigo Salinas barrió por atrás a un jugador de Tijuana y el árbitro le mostró la tarjeta roja directa dejando a los de casa con 10 hombres.

Los Xolos no tardaron en aprovechar, mandaron a la cancha a Paúl Arriola y a Fidel Martínez y los dos se combinaron al 64’ para acortar distancias. Arriola tiró túnel por la banda y luego centró a segundo palo para que Martínez cerrara la pinza y pusiera la pizarra dos a uno.

Arriola y Martínez repitieron jugada al 73’, esta vez el remate del sudamericano fue de testa a la base del madero encontrando los guantes de Vilar para desviar la redonda.

Tijuana lo siguió intentando pero el empate nunca llegó.

Fuente: ligamx.net