COEPRIS supervisa establecimientos

NINGUN-NIÑO-SIN-ESCUELA

San Luis Potosí, SLP.- Con la finalidad de evitar cualquier riesgo a la salud de la población que demanda los servicios de guarderías, la Secretaría de Salud a través de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), realiza de manera constante verificación y vigilancia a los más de 400 establecimientos de este tipo, registrados en todo el estado.

El objetivo primordial es garantizar la seguridad de que los establecimientos registrados como guarderías, cumplan con los requisitos indispensables de infraestructura, equipamiento, alimentos, personal e instrumental.

En las visitas de verificación a las guarderías tanto públicas como privadas, se supervisa en primera instancia la infraestructura del lugar, salas de lactantes, maternales y preescolares, mismas que deberán estar distribuidas de acuerdo a la edad de los menores.

Asimismo, se revisa la condición de los sanitarios y cocina, en ésta última, se realizan muestreos de alimentos y agua para consumo humano para su análisis bacteriológico y se constata que los utensilios para elaboración y conservación de alimentos sean de material inocuo y que se encuentren limpios.

Otro de los aspectos que se vigilan durante las visitas son: reglamentos internos, manuales técnico administrativos, programas generales de trabajo, abasto y cloración de agua, manejo y almacenamiento de los alimentos, certificados médicos de los niños y del personal, aviso de funcionamiento, responsable sanitario, que el personal que labora en las guarderías cuente con un perfil adecuado que permita el desarrollo de sus actividades y finalmente, se supervisa que el establecimiento cumpla con las disposiciones que marca el Programa Nacional de Protección Civil.

Son supervisadas aquellas guarderías que dependen de IMSS, ISSSTE, SEDESOL, DIF Municipal, DIF Estatal, SEER, SEGE y aquellas del Sector Privado.

Actualmente se tienen registradas en el estado un total de 427 guarderías; en lo que va del presente año, a estos lugares se les realizan constantes visitas de verificación, en donde también se toman muestreos de agua y alimentos.