Hira de Gortari Rábiela realizó conferencia en la UASLP

19Oct13-Archivos-1-(Hira-de-Gortari)

San Luis Potosí.- Es fundamental tener presente la estructura de gobierno y el sistema político, para saber cuál es el cuerpo administrativo y sus diferentes niveles, y así entender cómo se genera y cómo debe organizarse la información para su archivo y su uso por los historiadores.

El doctor Hira de Gortari Rábiela, profesor e investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Social de la UNAM, brindó la conferencia «Historia regional en la zona centro-norte de México», en el marco de la XXXV Reunión Nacional de Archivos, que organizaron conjuntamente el Archivo General de la Nación, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el Colegio de San Luis A.C., y la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública.

Indicó que ésta es su primera participación en la Reunión Nacional de Archivos, por lo que es una gran responsabilidad departir sobre historia, al considerar que es importante tratar de mostrar la relación que existe entre la investigación histórica de un caso concreto y los documentos.

«Estoy desarrollando un proyecto en El Colegio de San Luis; he estado trabajando con ellos, y analizamos la importancia de tener una visión más precisa del sistema político vigente en cada periodo, porque es una parte importante de los depositores documentales que pertenecen al sector público, a un sistema político que tiene una organización en la cual, en sus diferentes niveles jerárquicos, genera información».

El científico nivel II del Sistema Nacional de Investigadores consideró que la relación entre el archivo, la organización documental y los sistemas políticos, son un asunto central que en ocasiones se olvida: «me parece que para los archivistas o encargados de archivos, es importante ver de dónde se genera la información, pues no es lo mismo la información que genera el Poder Ejecutivo Estatal que la que generan los otros poderes o los municipios».

Para los historiadores es interesante saber cómo se comunican las diferentes estructuras del gobierno, jerárquicamente, lo que permite no perder de vista que los archivos tienen detrás un sistema de organización y una lógica racional, sobre todo en la parte que pertenece al sector público.

«Tanto los historiadores como el personal de archivos, en mi impresión, hay un desconocimiento de esta ciencia archivista, pues se necesita conocer el sistema político para entender cómo organizar los documentos. Los historiadores conocemos de esto, y a veces estamos buscando a ciegas, sin entender que hay una lógica administrativa que organiza los materiales. Esta debe ser una nueva cultura que los archivistas deben buscar».