Corrida de expectación, corrida de decepción en Aguascalientes

Aguascalientes.- Con  una gran entrada en la monumental de Aguascalientes se celebró la primera corrida de esta feria de Calaveras, en una tarde desapacible, nublada y con viento muy molesto para los toreros.

Se lidió una corrida de San Martín, desiguales en tipo y presencia, y que han dejado mucho que desear, ya que presentaron muchas complicaciones, en términos generales una corrida que fue difícil para los toreros y con esta materia prima el festejo se vino totalmente abajo.

El sevillano Morante de la Puebla, se ha encontrado con un lote imposible, muy complicados los dos, su primero, brioso, cortando el viaje y el segundo sin un pase, un toro con muchos kilos y seriedad en la cara y que además se puso imposible para matarlo. Una pena de verdad no haber podido disfrutar a este gran torero, que al final termino con división en su primero y los tres avisos en su segundo.

El hidrocálido Juan Pablo Sánchez ha podido cortar la única oreja de la tarde con el primero de su lote gracias a su voluntad y a un trasteo valentísimo poniéndose en un sitio muy cercano y demostrando un gran deseo de ser de triunfo y un valor a toda prueba, en su segundo se estrelló con un toro muy difícil y su labor fue silenciada.

Por otra parte al guanajuatense Diego Silveti, también le tocó un lote muy malo. Su primero un toro mirón y rajado. Al que aún así le pudo sacar muletazos de mucho mérito que la gente reconoció, lo mató de una estocada, y por ello dio la vuelta al ruedo.

En el sexto volvió a repetirse la película, y después de que Diego intentara todo por ambos lados sin poder conseguir lucimiento, lo mató de una media que fue suficiente.

Al final la gente ha salido muy decepcionada por el triste juego de los de astados de San Martín.