Arturo Macías y Joselito Adame, mano a mano en amena tertulia

CONFERENCIA 2 CONFERENCIA 4 CONFERENCIA 12

Zacatecas, Zac.- Agradable fue la charla que sostuvieron los matadores Arturo Macías y Joselito Adame ante cientos de aficionados de Zacatecas que se reunieron en el auditorio del teatro Manuel Felguérez, para disfrutar de la conferencia titulada “La vocación de ser torero” misma que fue moderada por el periodista Juan Antonio de Labra quien llevó el hilo conductor de una amena conversación entre ambos matadores quienes hablaron de sus inicios en la fiesta brava, de su sueños y sus anhelos, su crecimiento en la profesión de ser toreros, la actualidad de sus carreras y  los proyectos a futuro.

Los aficionados zacatecanos también pudieron escuchar sobre el lado humano de ambos matadores, conocieron un poco más a los hombres que se juegan la vida tarde a tarde en los ruedos.

En el caso del Matador Macías señaló que la profunda felicidad que vive en estos momentos le permite expresarse de mejor manera en el ruedo ya que su motivación para seguir adelante en la fiesta de los toros es su familia, su vocación y su objetivo es ser feliz y transmitirlo a la afición.

Habló de sus inicios en la escuela de Pastejé al lado del recién fallecido y bien recordado Antonio Corbacho quién marcó poderosamente su carrera, recordó sus primeros pasos como aspirante a matador de toros, los duros años como novillero en España, la alternativa en su tierra y el difícil inicio de matador de toros. No olvidó mencionar la tarde que le cambió la vida, el 21 de mayo de 2006 en la Plaza México ante “Don Palillo” de Barralva, tarde que Macías cortó dos orejas y que le permitió comenzar a figurar con fuerza.

Contó sus experiencias en la temporada 2010 en España, misma que reconoce fue muy dura pero que no cambiaría por nada, ya que lo vivido le hace ser la persona y el torero que es hoy. Habló también del excelente momento que vive en su vida y en su carrera, de este año tan importante y de la expresión profunda que está proyectando en su toreo, de esa expresión de arte y despaciosidad sin dejar de lado su esencia.

Hubo momentos de risas, de espontaneidad en los que ambos matadores fueron los protagonistas de momentos inolvidables para los zacatecanos entre los que había ganaderos, periodistas, alumnos de la escuela taurina de esa entidad, aficionados de años y sobretodo caras frescas que renuevan y alientan a la fiesta de los toros.

Este gran ambiente es el termómetro que va midiendo el ánimo para la corrida de este próximo domingo 24 de noviembre en la que alternarán Julián López El Juli, Arturo Macías y Joselito Adame para matar un encierro de la Estancia.