Avales ciudadanos evalúan los servicios de salud en el Estado

Feria-de-la-Salud

San Luis Potosí, SLP.- Para elevar la calidad de los servicios de salud a niveles aceptables, la Secretaría de Salud en el estado ha impulsado una serie de estrategias que beneficien la atención a la ciudadanía, una de ellas son los avales ciudadanos, que son representantes de la sociedad que participan en la supervisión que el trato que recibe la población en unidades de salud sea el adecuado.

Lo anterior lo informó el Jefe del Departamento de Calidad de la Secretaría de Salud, René Juárez Álvarez, quien precisó que en este momento se cuenta con un total de 207 Avales Ciudadanos en los 58 municipios del estado, que es un 96 por ciento del total de las unidades de salud monitoreadas por el aval, cerca de llegar al 100 por ciento, afirmo el funcionario.

René Juárez explicó que los avales ciudadanos son representantes de la sociedad que participan con los Servicios de Salud en acudir a los hospitales o centros de salud y entrevistar a los usuarios sobre el trato del personal de salud, así mismo supervisan que se otorguen servicios de salud en instalaciones dignas y avalan los servicios de cada unidad o en caso contrario se hacen las observaciones correspondientes para modificar el servicio.

Esta función es altruista y se invita a la población a participar con el sector salud. Las observaciones se ponen ante la dirección de la unidad y de la Dirección General de los Servicios de Salud. Un Aval Ciudadano debe ser mayor de edad, reconocido por la comunidad, responsable, honesto y aceptado por la población o una sociedad educativa para buscar estrategias que mejoren la calidad de la atención.

El Aval Ciudadano fue creado por la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud, y faculta a ciertos grupos civiles con representatividad social, prestigio y credibilidad entre la población a visitar las unidades de salud, para avalar el trato digno en los servicios de salud,  y garantizar que los informes emitidos, se apeguen a la realidad.