Neuralgía glosofaríngea, extraño padecimiento

Dr. Gerardo Guinto IMSS centro SIglo XXI

San Luis Potosí, SLP.- Relata Rodolfo Ramos Macías que a mediados del 2011 sufrió repentinamente dolores fuertes en la parte posterior de la oreja y “sentía como le daban toques eléctricos que le recorrían de la cabeza hasta la garganta”. El dolor era tan incapacitante que tuvo que dejar su trabajo como contratista.

Tras conocer diversas opciones médicas para detectar sus dolores diarios, que incluso lo llevó a extraerse una muela porque se pensaba que podría estar “atravesada” y presionando un nervio, decidió acudir al servicio de neurología del IMSS en San Luis Potosí.

En el Hospital de Especialidades 50, fue atendido por el neurólogo Gerardo Álvarez de la Rosa, quien tras revisar su caso decidió encargarle estudios, entre los que estaban una tomografía y una resonancia magnética.

El resultado –cuenta Rodolfo- fue el que presentía el Dr. Álvarez de la Rosa: neuralgia glosofaríngea, un padecimiento nada común en donde el nervio glosofaríngeo es presionado por una arteria, lo que provoca episodios breves o prolongados de dolor intenso, el cual suele repetirse varias veces durante el día.

Se le hizo saber que el seguimiento clínico del padecimiento sería inicialmente para control del dolor, por lo que se le administrarían medicamentos anticonvulsivos como la carbamazepina y la gabantina.

Desde su padecimiento llegó a bajar hasta 10 kilos, ya que el dolor puede detonarlo el comer, bostezar o incluso, reír.

Sin embargo, la neuralgia de Rodolfo era un caso grave, por lo que la única opción era la cirugía orientada a la descompresión del nervio glosofaríngeo, intervención quirúrgica que en el IMSS solo se realiza en un Centro Médico de Alta Especialidad; y que se tiene como una cirugía de alto riesgo ya que tiene que abrirse el cráneo para hacer la intervención y poder aislar el nervio con un teflón, a fin de evitar que sea afectado por la arteria que lo presionaba.

Rodolfo fue intervenido por el Doctor Gerardo Guinto Balanzar, Jefe de Neurocirugía del Centro de Especialidades Siglo XXI en la Ciudad de México, el pasado 25 de mayo de 2013, y resultó una cirugía exitosa.

Cuenta Rodolfo: “cuando desperté agradecí abrir los ojos. No sentía dolor ni lo sentí después. Hoy siento de verdad que volví a nacer y debo agradecerlo siempre, a todo el personal que me apoyó desde SLP hasta el Siglo XXI”, relata.

Esta feliz porque desde hace meses que dejó de usar medicamentos contra el dolor y tiene su cita este mes de mayo de 2014 en el Centro de Alta de Especialidad, para que el Dr. Guinto Balanzar le dé su alta definitiva.

Hoy quiere volver a trabajar.