Extorsión telefónica fallida

San Luis Potosí, SLP.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) frustraron una llamada de extorsión virtual, en la que presuntos integrantes de una célula delictiva en San Luis Potosí, se comunicaron con una madre de familia y a través de palabras altisonantes la amedrentaron y amenazaron, diciéndole que tenían secuestrada a su hija, mientras que a la joven le daban instrucciones para que cambiara de chip en su teléfono celular con la intención de mantenerla incomunicada.

En ese momento se recibió una llamada, la cual fue contestada por personal del área de inteligencia de la corporación, quienes supieron en primer término que se trataba de una llamada de extorsión virtual, ya que el interlocutor se identificó con el nombre de “comandante Javier Torres”, el cual es utilizado en las demás llamadas que se han frustrado, por lo que de inmediato implementaron dispositivos de búsqueda para localizar a la joven, debido a que su teléfono se encontraba apagado.

Fue minutos después que se tuvo contacto con la hija de la afectada, misma que se encontraba en la Plaza del Carmen de la capital potosina, lugar donde los maleantes le indicaron que esperara, después de que ya se había trasladado a diferentes partes de la ciudad, esperando instrucciones para que cambiara el chip telefónico, ya que tendrían contacto directo para no hacerle daño a ella o a su familia.

De esta forma, los oficiales se trasladaron hasta la fuente de la plaza, donde la joven, quien tiene cinco meses de embarazo, se encontraba en línea con los

delincuentes, por lo que de inmediato tomaron la llamada y se les hizo saber que su intento de extorsión había sido frustrado.

Madre e hija fueron reunidas y trasladadas al edificio de Seguridad Pública, donde recibieron atención médica para descartar cualquier situación de riesgo, determinando que se encontraban en excelente estado de salud.

De esta forma la institución logró evitar que se consumara este tipo de extorsión que se ha vuelto común por parte de delincuentes que intentan amedrentar a la población, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones no se encuentran en el estado.

La recomendación de la SSPE al recibir este tipo de llamadas, es colgar de inmediato, denunciar ante las autoridades y siempre tener comunicación constante con la familia.