Beneficios para quienes contraten personas con discapacidad, buscan diputado

Juan José Jover Navarro

San Luis Potosí, SLP.- El diputado Juan José Jover Navarro  presentó una iniciativa con que busca reformar y adicionar el artículo 27 de la Ley de Hacienda del Estado de San Luis Potosí con el objetivo de incorporar disposiciones para conceder un beneficio fiscal a los patrones que contraten a personas con discapacidad.

Y se establezca en la legislación que el patrón que contrate a personas con discapacidad motriz, mental, auditiva o de lenguaje en un 80% o más de la capacidad normal, o tratándose de invidentes, podrá deducir de sus obligaciones de pago un monto equivalente al 100% del impuesto de estos trabajadores.

Debido a que las personas con discapacidad tienen derecho a un empleo y a recibir capacitación en igualdad de oportunidades y equidad. El trabajo dignifica la vida y es un medio para ser independiente. Con los apoyos adecuados, las personas con discapacidad pueden ser muy productivas. Tienen mucho que aportar a la sociedad y nosotros mucho que aprender de ellas.

En la exposición de motivos se señala que a pesar de los considerables avances, las personas con discapacidad siguen siendo excluidas del ámbito laboral. Aún queda mucho camino por recorrer y la única forma de avanzar es de la mano de las empresas y para ello es importante brindarles estímulos que incentiven a la inclusión laboral de las personas con discapacidad.

La integración laboral de las personas con discapacidad es un proceso en el cual debemos de tener un objetivo finalista, el empleo integrado en empresas normalizadas, es decir, empleo exactamente igual y en las mismas condiciones de tareas, sueldos y horarios que el de cualquier otro trabajador sin discapacidad, en empresas donde la proporción mayoritaria de empleados no tenga discapacidad alguna.

Sin embargo, existen barreras desde las empresas que dificultan la inclusión laboral de las personas con discapacidad, dichas barreras pasan por la falta de experiencia, la ausencia de políticas inclusivas, falta de capacidades organizacionales, una cultura no inclusiva y sobre todo miedos y mitos sobre la discapacidad.

Por otro lado hay que observar los beneficios de la inclusión laboral para la persona con discapacidad como son, un impacto en la economía personal y familiar, mayores grados de autonomía, liberación de energía, tiempo y recursos en la familia; es decir, la persona con discapacidad que trabaja se convierte en un aporte para la economía del hogar ya sea porque aporta ingresos y/o porque autofinancia sus necesidades además de que en la medida que ingresan al mundo del trabajo aumentan su capital social y mejoran sus ingresos, esto disminuiría la precariedad que suelen enfrentar y la dependencia, al mismo tiempo que incrementarían su autonomía respecto de terceros, las personas con discapacidad aumentan su autovaloración en la medida que se insertan en un puesto de trabajo y se van adaptando al mismo.

También habrá que señalar los beneficios que experimentarían las empresas con la inclusión laboral de personas con discapacidad, partiendo de una mayor motivación, mejor clima laboral, aumentarían su responsabilidad social y su reputación como tales, mayor compromiso en la entidad y los estímulos fiscales que aquí se proponen.

México tiene 5.7 millones de personas con discapacidad correspondiente al 5.1% de la población en 2010 y la mayoría se encuentra excluida del mercado laboral.

Por ello la iniciativa presentada por el legislador Jover Navarro, la cual  se turnó a las comisiones legislativas respectivas para su análisis correspondiente.