Diputados decidirán si se crea un padrón de malos servidores públicos

Jorge Alejandro Vera Noyola

San Luis Potosí, SLP.- El Diputado, Jorge Alejandro Vera Noyola dio a conocer que en esta semana podría ser aprobada por el Pleno del Congreso del Estado, la iniciativa que presentó para contar con un Registro Único de Servidores Públicos del Estado que hayan sido sancionados por alguna autoridad debido a su mal desempeño en la administración pública.

El legislador informó que ya se concluyó el trabajo por parte de las comisiones legislativas en relación a la revisión de la iniciativa, por lo que ahora corresponderá a la totalidad de los diputados decidir si se aprueba la creación del Registro Único de Servidores Públicos.

Explicó que la propuesta que realizó permitiría evitar la selección, contratación, nombramiento o designación de personas que se encuentren inhabilitadas para desempeñar un empleo, cargo o comisión dentro del servicio público.

Vera Noyola señaló que en este instrumento se inscribirán, analizarán, actualizarán y publicitarán los datos de las sanciones administrativas impuestas a los funcionarios públicos sujetos a responsabilidad a los actos y omisiones que realicen derivados de sus funciones, por los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; los ayuntamientos, los organismos descentralizados, los organismos constitucionales autónomos, y los fideicomisos públicos, a través del órgano de control interno que les corresponda.

“La creación de este padrón de servidores públicos sancionados tiene dos finalidades, una transparentar y darle certeza a la ciudadana y que conozca quienes han sido los servidores públicos que con motivo de su encargo han fallado  y la otra es generar coordinación entre los diversos niveles de gobierno”, mencionó.

Argumentó que la falta de coordinación entre diversos niveles de gobierno y organismos ha provocado que se contrate a personas que han sido sancionadas o inhabilitadas y se pueden ir a trabajar a otra instancia de gobierno o municipio sin ningún problema, por lo que resulta necesario contar con un padrón de servidores públicos.