Un potosino entre los 100 trasplantes de corazón que se han realizado

San Luis Potosí, SLP.- A pesar de ser un hombre sano que realizaba ejercicio diario y consumía alimentos saludables, un dolor súbito en la región del pecho despertó a José Fernando, mismo que irradió al cuello y al hombro izquierdo, lo hizo sudar en frío y su color de piel cambió. Fue un aviso.

Por ser médico general y por la sintomatología que presentaba, José Fernando se auto descartó un problema gástrico y le hizo suponer que se trataba de un problema del corazón, por lo que tuvo que acudir al servicio de urgencias del Seguro Social.

Las horas que transcurren durante un infarto al miocardio son cruciales, ya que las maniobras que se realizan en tiempo pueden limitar el grado de lesión cardiaca, evitar la trombolisis que forma  coágulos en las arterias.

Relata José Fernando que sus arterias coronarias estaban obstruidas en un 70% obstruyendo el flujo sanguíneo, por lo que hubo riesgo de infarto masivo y muerte súbita.

Hubo procedimiento quirúrgico en el área de cardiología del IMSS en San Luis Potosí a fin de restablecer el flujo sanguíneo; sin embargo, un año después le fue diagnosticado apnea obstructiva del sueño en fase grave: “durante una hora de sueño dejaba de respirar cerca de 35 ocasiones, cada cual duraba en promedio siete segundos, lo cual disminuye el flujo de oxígeno cardiaco y cerebral”, relata el médico general.

¿Qué es lo que había pasado para que una persona sana como él debutara con problemas de corazón?, se pregunta ahora como paciente.

José Fernando ahora se contesta que la genética juega un gran papel; sin embargo, ésta puede activarla un problema cotidiano: el estrés diario, que provoca que corazón sufra a través de otras patologías.

En el 2011 en el IMSS tuvo otro ataque y el definitivo fue en 2013, el órgano estaba bastante dañado y no había otra opción que trasplante de corazón, ya que no solo había tejido muerto, sino que las válvulas, aurículas y la arteria pulmonar estaban dañadas.

Este último año, se dio en cuenta que el Director del Centro Médico de La Raza del Seguro Social, no sólo era potosino sino también cirujano en Jefe de Trasplantes de Cardiacos, Dr. Guillermo Careaga.

Fue citado para el 18 de febrero de 2014 para todos los estudios previos y valoración del equipo de La Raza. Recuerda que sus condiciones eran ya pésimas, por lo que ya no salió del Hospital.

Su estado era crítico, fue sometido a protocolo cardiaco y clasificado como emergencia 0; es decir, su estado era para cirugía inmediata y no podía ya estar en lista de espera, por lo que ahora había otro problema: tener un órgano disponible y compatible dentro del Centro Nacional de Trasplantes que existe en el sector salud.

“Un paciente 0 tiene cierta ventaja de que al llegar un corazón es para él siempre y cuando sea compatible, pero la diferencia es que un corazón puede llegar en un día, un mes o un año o mueres antes”, manifiesta dando espacios para pasar los recuerdos.

Llegó un corazón chihuahuense esa misma semana, siendo compatible él y no el otro paciente 0 que también estaba en espera. José Fernando se dio cuenta que la vida le estaba ofreciendo una vez más una puerta de salida.

Cuando hay un posible donador todo el equipo debe trasladarse al lugar para verificar el órgano, se activa la red de trasplantes nacional, ya que en el caso del corazón éste no debe estar más de 6 horas fuera del organismo, por lo que el proceso es muy rápido, mientras el receptor debe alistarse en quirófano, medicado y esterilizado.

Estuvo en cirugía por seis horas con uno de los equipos de medicina más reconocidos en el IMSS y en todo el sector salud, el equipo de trasplante cardiaco del Centro Nacional La Raza, quienes llevan alrededor de 100 trasplantes en forma exitosa.

Hoy a tan solo tres meses de ese hecho quirúrgico en el IMSS, José Fernando hace público su pensamiento: “sé que pude quedarme en la cirugía, me quedaba la seguridad de que este equipo del IMSS haría lo posible por salvar mi vida y lo hizo”, finaliza José Fernando, uno de los 100 afortunados de trasplante de corazón hecho por cirujanos del IMSS.