A la baja mortalidad por desnutrición en el Estado

Coneval-criticó-la-Cruzada-Nacional-contra-el-Hambre

San Luis Potosí, SLP.- La mortalidad por desnutrición presenta una tendencia a la baja en San Luis Potosí, mientras que en 2009 se registraron 9 defunciones, a finales de 2013 fueron reportados  cuatro decesos por esta causa, por lo que la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado brinda a madres de familia orientación nutricional en hospitales y centros de salud.

De acuerdo al panorama epidemiológico, la población más vulnerable a presentar defunción por desnutrición lo constituye el grupo de menores de 5 años, por lo que la Secretaría de Salud en el Estado aplica en este grupo de edad los programas tendientes a buscar el rescate nutricional, sobretodo en menores que cursan una desnutrición de segundo y tercer grado.

En San Luis Potosí la Mortalidad por Desnutrición registra una tendencia franca hacia el descenso. Para el año 2009 se notificaron 9 defunciones con una tasa de 3.7 por 100 mil habitantes del grupo de edad en mención, mientras que para el cierre del año 2013, se registraron 4 defunciones con una tasa de 1.68, con una reducción del 54.5 % en el periodo.

La desnutrición es considerada como un factor determinante en el proceso de salud-enfermedad y sus consecuencias suelen ser irreversibles. Para restituir esto, las unidades de salud están obligadas a proporcionar orientación alimentaria a las madres; vigilancia nutricional, seguimiento y rehabilitación de los niños desnutridos.

A través del programa Nutrición con Amaranto, la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado, logró durante 2013 la recuperación de 3 mil 769 niños de diferentes zonas marginadas de todo el estado, mismos que presentaban problemas de desnutrición; el programa consiste en dotar a los menores de dicho cereal.

El programa de rescate nutricional en menores de 6 meses a 5 años, se realiza incorporando a los menores a un proyecto de recuperación nutricional con amaranto, el cual debe ser adicionado en el alimento que consumirá el menor cada día. Así mismo, se capacita a la madre de los menores en temas relacionados con la nutrición y en la detección de signos de alarma por desnutrición, además del manejo de amaranto.

El Proyecto de Rescate Nutricional con Amaranto, consiste en dotar a los niños que cursan desnutrición leve, moderada o severa, de harina de amaranto, misma que se debe suministrar en cada comida (una cucharadita); del total de los menores incorporados se ha logrado recuperar a 3 mil 769 niños.