Vigilancia Sanitaria en Pipas

VERIFICACIÓN A PIPAS

San Luis Potosí, SLP.- La Secretaría de Salud a través de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), intensifica las supervisiones a pipas destinadas a transportar y distribuir agua para consumo humano durante la presente temporada de calor, a fin de evitar poner en riesgo la salud de las y los potosinos que demandan este servicio.

Dentro de  los Proyectos prioritarios en el estado se encuentra  el de Agua de Calidad Bacteriológica, con estas acciones  se busca disminuir enfermedades de origen hídrico y el objetivo es la constante vigilancia en la desinfección del agua para uso y consumo humano en los sistemas de abastecimiento y vehículos cisternas automotor de almacenamiento y distribución para evitar daños a la salud de los consumidores. En el presente año personal de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios ha realizado un total de 55 verificaciones al mismo número de vehículos con enfoque de riesgo

Actualmente las actividades de vigilancia sanitaria se realizan de manera permanente durante todo el año, sin embargo, durante la temporada de estiaje se intensifican, toda vez que la demanda de este servicio es mayor ante la escasez del agua y los programas de tandeo de los Organismos Operadores de Agua Potable. Así mismo, la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios supervisa las fuentes formales de abastecimiento (pozos), donde se surten las cisternas automotores a fin de que el agua que se distribuye sea de calidad.

Lo anterior se realiza a fin de dar cumplimiento a la Norma Oficial Mexicana NOM-127- SSA1-1994, salud ambiental, agua para uso y consumo humano.  Los puntos que se verifican durante las revisiones son: que las paredes internas de la pipa sean de material resistente a la oxidación y a la corrosión, que cuenten con una válvula de salida de cierre hermética y manguera de distribución flexible con adecuadas condiciones y que no existan  fugas de agua. El vehículo debe utilizarse solamente para la distribución de agua para consumo, identificándose en su exterior con la leyenda: Agua Potable, clave asignada por el organismo operador.

El Sector Salud exhorta a los dueños de las pipas a contar con bitácoras de los mantenimientos preventivos y correctivos de las pipas, así como resultados de determinación de cloro residual, estudios bacteriológicos y físico químicos del agua. Además se debe registrar en la bitácora las acciones de limpieza, drenado y desinfección disponibles cuando la autoridad sanitaria competente los solicite.

La Secretaría de Salud recomienda a los usuarios  no consumir agua de pipas de dudosa calidad, y asegurarse que los vehículos que surten de agua para consumo humano porten la leyenda “Agua Potable”.