jueves, 29 de julio de 2021

MENTE EN BLANCO… Sociedad Lastimada

  • julio 10, 2014

Jes+¦s Es clavado en la Cruz

Por: Luis Mejía      @luismejial

Que tal querido lector, les saludo muy cordialmente como cada semana.

Hoy hablaré del tercer aspecto de los sucesos de la pederastia clerical, de la cual hemos ahondado en estos últimos artículos, pero no por ello los menos importantes, por el contrario, es la parte más importante, por tal motivo un artículo dedicado a ellos, a las víctimas.

Mucho se centra en los nombres de los sacerdotes acusados de faltar a su ministerio, se centra en la Iglesia como institución religiosa, pero ¿Y las victimas? ¿La sociedad? ¿Cómo se resarcirá el daño cometido a ambos? Son preguntas que en sentido estricto no se han contestado ni de palabra, pero tampoco en hechos.

No es la sociedad la que está injerta en la Iglesia, sino la Iglesia quien está injerta en la sociedad.

Los hechos que han salido a luz en las últimas semanas han dejado daño en primer lugar a las víctimas, las primeras en ser dañadas ya hace algunos años atrás (de quienes por respeto omitiré nombres de aquellos que han dado la cara ante la situación) y en segundo lugar la sociedad entera al enterarse de estos actos que se habían venido cometiendo durante años.

La Iglesia tiene una difícil tarea, reparar los corazones y las almas fracturadas de un pueblo entero. Tiene que mostrar un cara muy distinta de la que habitualmente hemos visto. He observado con detenimiento en distintas parroquias de la ciudad y en la Catedral misma, “bancas vacías”, la disminución de la feligresía a Misa, pudiéramos decir que se trataba a causa del mundial de futbol, pero ya sabemos que la Selección tuvo que regresar pues no era penal a favor de Robben, bueno, esa es otra historia.

También se puede aplicar la frase “No muerdas la mano que te da de comer”, ya que estos sucesos afectarán directamente la economía de la Iglesia, ya que la sociedad no tendrá la misma participación que había venido teniendo en las últimas décadas.

Se comienzan a sanar heridas, ya han aprehendido a un sacerdote de cuatro acusados, la Interpol  ya busca a Córdova y los otros casos se siguen de oficio, pero esa es la parte que al gobierno le toca realizar y la ha llevado a cabo en tiempo, oportunamente y eficaz, sin tomar partidos ya que su único interés es el bien común de la sociedad a la que le ha tocado gobernar.

La Iglesia tendrá que llevar a cabo sobre todo un acompañamiento personal a todas y cada una de las víctimas y sus familias; un acompañamiento psicológico y espiritual, ya que es su campo.

Sólo me queda una duda, cuando un florero de barro se rompe y es reparado dando la apariencia de que no hubiese pasado nada, aún así quedan las fisuras por dentro ¿no? ¿Pasará así con la sociedad?

Por el momento, es hora de volver a quedar con la mente en blanco.


© Copyright 2021