viernes, 30 de julio de 2021

Al César lo que es del Cesar…

  • agosto 15, 2014

Luis Mejia MENTE EN BLACO OK

Mente en Blanco

POR: LUIS MEJÍA

San Luis Potosí, SLP.- Que tal querido lector, les saludo muy cordialmente en este espacio que se me brinda.

Me llama mucho la atención como en las últimas semanas la Iglesia se ha querido meter al ring de la política ahora que estamos en puertas de dar inicio a los procesos electorales.

Primero sale el padre Fernando Ovalle, canciller de la arquidiócesis, dando la “sugerencia” de que los aspirantes dejen sus cargos públicos, quienes los tuviesen, y se dediquen a sus aspiraciones ya que no estaría realizando un buen trabajo; lo que tal vez nadie le dijo a Ovalle es que aún no son los tiempos de renuncias o licencias para contender por algún cargo de elección popular.

Después y de manera sorpresiva el Arzobispo sale declarando acerca de que los aspirantes no deben adelantarse, como si le estuviera dando una cátedra a su canciller, pero además declara “Si como funcionarios no cumplen, menos como candidatos”. Fue como la cereza del pastel.

En estos días, se ha dado el escándalo de los “diputables” aquellos que son católicos de palabra, pero ya vimos que no de obras. Concuerdo con la declaración de la secretaria general del PRI en el Estado, la Diputada Rosa Ma. Huerta Valdez: “Acciones de panistas denotan denigración hacia la mujer”. No creo que Jesucristo haya dejado en su enseñanza la denigración femenina, es más, ¿no toma su condición humana de una Mujer? ¿No fue una mujer la primer testigo de su Resurrección? A mi parecer no la denigra, la enaltece.

¿Y por qué digo todo esto? Porque es de gran sorpresa la declaración del padre Priego, vocero de la arquidiócesis, donde dice “más que irse en contra del PAN, es una oportunidad para que las autoridades competentes regulen ese tipo de establecimientos”, haciendo referencia a los table dance; pero tal pareciera que el padre Priego ha salido a la defensa de Acción Nacional, no es desconocido saber que dicho padre se mueve en las elites de la sociedad  potosina, espero y no sea eso lo que lo haya movido a disfrazar su defensa de lo indefendible, espero y sus bases como presbítero, es decir, la doctrina social de la Iglesia sea lo que lo mueva y no su “amiguismo”.

Por eso aquella frase del Maestro: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Recuerdo que en el proceso electoral del 2006 escuché a un sacerdote decir, haciendo referencia a la votación: “Recuerden de qué color está vestida la Virgen María”. Lo que no aclaró es si se refería a la Virgen de Guadalupe o a la Virgen de la Asunción.

P.D. Ya van cinco con el Padre José de Jesús Cruz, mejor conocido como el padre Chuyito, ¿hasta cuándo seguirá el efecto domino, del cual hablábamos hace unas semanas? Los cambios en el seminario, en cuanto a la selección de candidatos al sacerdocio, son como las Reformas Estructurales que vive el país, sus beneficios se verán con el paso del tiempo.

Por el momento, es hora de volver a quedar con la mente en blanco.


© Copyright 2021