sábado, 31 de julio de 2021

Vibrante cierre en las corridas de feria

  • agosto 29, 2014

corrida SN Luis Rey

San Luis Potosí, SLP.- Abrió plaza el joven maestro del rejoneo Jorge Hernández Gárate quien enfrentó a ‘Jesu’ toro de la ganadería Espíritu Santo mismo que de corto no iba, pero de largo hacía las acometidas. Clavó un rejón de castigo en buen sitio; pese a lo anterior estuvo supremo en banderillas, ramatando sus ejecuciones toreando bien al estribo. Con el rejón de muerte en el primer viaje lo dejó entero. El juez le negó la oreja, pero la afición so sacó a dar la vuelta al ruedo.

‘Sotavento’ fue el primero de lidia ordinaria para Joselito Adame quien simplemente estuvo en valiente , ante un toro que de inmediato desarrolló sentido , fue soso y sin transición, pese a ello el torero estuvo metido en los pitones del toro para literalmente sacarle a tirones los muletazos, incluso hasta se llevó un achuchon sin consecuencia. Con la espada en el primer viaje la dejó entera en buen sitio para ser premiado con el corte de una oreja.

‘Celio’ fue el segundo de lidia ordinaria, tercero del festejo para Octavio García ‘El Payo’, quien pasa por un gran momento, haciendo un toreo fino y clásico, ante un bueno de San Isidro al que habia que llevar bien metido y eso hizo en de Querétaro. ‘Payo’ en su quehacer regaló dos tandas por el lado derecho en las que literalmente mandó y templó, situación que repitió una vez por el izquierdo. Con la espada fue en el segundo viaje cuando la dejó abajito. Al tercio.

El quinto del festejo de nombre ‘Rebocero’ para un valiente ‘Payo’ quien literalmente se metió entre lo pitones par sacar los muletazos que cuando el toro se los dio, le dio a medias por lo que el de Querétaro literalmente y por segunda ocasión se encunó en los pitones. Vaya valiente torero. Con la espada en el primer viaje la dejó delantera hasta en 3/4 suficiente, para ser premiado con meritoria oreja.

Cerró plaza ‘Muchacho’ de la ganadería de San José un manso que desparramaba la vista, distraído y que cuando se le corría la mano sabía lo que dejaba atrás, pues nunca perdió de vista al diestro que poco pudo hacer. Mató de media desprendida.


© Copyright 2021