23 febrero, 2024

El valor de ser mujer… ¡Porque soy mujer!

12 septiembre, 2014

Compartir nota:

Facebook
Twitter
WhatsApp

isabela

Por: Isabela Guadalupe Rodríguez Padrón Lic. En Administración de Empresas

San Luis Potosí, SLP.- Saben cuando era pequeña no entendía el valor de ser mujer, pasaban los años y me dedicaba a observar a mi madre, la inteligencia y la nobleza que la caracteriza, paso a paso me motivaba a formarme como profesionista. Es en esta etapa de mi vida cuando empiezo a comprender el verdadero significado y valor del ser Mujer.

El día que expuse y defendí en mi clase de Ética Profesional, el tema del Acoso Laboral hacia la Mujer, recuerdo que mi asesora de tesis, mencionó: «considero que tienes una gran capacidad, y que vas a tener la fortuna de poder aplicar algo de tus conocimientos a la Política; por la forma aguerrida y visionaria con la que pueden enfrentar una situación y el cómo desarrollas diferentes temas de interés social».

Paso el tiempo, y para mi fortuna como dijo la Licenciada Zoila Muñiz, me fui interesando. Es por esta razón que me gustaría abarcar el tema de la Mujer en la Política.

Entre los derechos más preciados por nuestro género, está el irrenunciable derecho al estudio, al empleo y a la participación de la mujer en el ámbito político.

Considero que es necesario desarrollar, ampliar y asumir un nuevo concepto de ciudadanía, y eso supone reconocer el derecho a la participación política, no solo de las mujeres, si no también, de la diversidad sexual.

La lucha de las mujeres ha permitido visualizar la enorme importancia de todas las diversidades, condición que sirve para profundizar y hacer evolucionar al propio sistema democrático.

Considero que los derechos ciudadanos de las mujeres y su representación política en el contexto actual permiten plantear la paridad como un objetivo democrático posible y la clave para la construcción de una ciudadanía participativa, sujeto activo del quehacer político y social, que debería permitir un tránsito de una democracia puramente representativa a una democracia auténticamente participativa.

Lamentablemente se desarrollan prácticas y concepciones inequitativas, de discriminación cultural, de género e incluso de etnia. creo que para superar estas inequidades en su conjunto, se requiere de un nuevo modo de producción que, en forma progresiva, erradique estos factores de exclusión.

Existen diversos factores, como la pobreza, la explotación laborar, las humillaciones, la opresión hacia la trabajadora, ama de casa, estudiante, comerciante, que corresponde principalmente a las clases más desfavorecidas.

En esta sociedad, la participación en política de la mujer representa una mínima parte respecto del hombre por las desigualdades que ya he mencionado, y aunque tanto hombres y mujeres tengan un porcentaje igual en la participación política, esto no garantiza la superación de las inequidades.

Es necesario rescatar el «papel de la mujer en los avances, cambios y transformaciones».

La anterior publicación es responsabilidad de su autor, Agencia de Noticias SLP no se responsabiliza por los criterios aquí presentados.

NOTAS RECIENTES