3 marzo, 2024

El mejor gallo del PAN se echó

17 octubre, 2014

Compartir nota:

Facebook
Twitter
WhatsApp

OPG

San Luis Potosí, SLP.- He tomado la indeclinable decisión de no participar en el proceso interno de mi Partido Acción Nacional, de cara a los comicios del 2015, en los que se elegirá Gobernador del Estado,  por las siguientes razones:

•             Porque aceptar participar, significaría validar la forma en que se han venido haciendo las cosas al interior de nuestro instituto político en los últimos años.

•             Porque lo que motivaba a participar a los panistas en otros tiempos era su conciencia y no la ambición, era su convicción de transformar al país y no el apetito por el poder.

•             Porque las armas que usábamos los panistas en las luchas democráticas eran los ideales y los valores, y no las clientelas y grupos coptados por promesas de puestos y favores.

•             Porque el PAN de la esperanza de cambiar a México, es el del sacrificio, del testimonio y del coraje por denunciar lo que no está bien hecho.

•             Es el que no buscaba el poder por el poder mismo, el que no prefería la supremacía antes que la verdad.   El que no anteponía el beneficio personal o faccioso al bien superior de los ciudadanos.

•             Porque el PAN, en el que creo, es aquel que no degrada la honra de sus militantes por posiciones o prebendas.   Es aquel que enarbola la promoción de la libertad verdadera de las personas en su vida social y política.  Creo en el PAN que defiende la dignidad humana.

•             Porque el PAN que San Luis y México necesitan, es  aquel que defendió Maquio y Carlos Castillo Peraza, el PAN de quienes tenían como divisa la generosidad aún a costa de sus intereses  personales.

•             Porque el PAN de hoy, práctica la política de una forma muy parecida al estilo que por décadas criticamos.  Así no le hacemos bien ni al estado ni a los ciudadanos.  Seguir haciéndolo igual, provocará resultados iguales y los que perderán seguirán siendo los ciudadanos.

•             Mi decisión de no participar pretende en lo que pueda servir, señalar la necesidad de despertar la conciencia panista para retomar las bases, volver la vista a los valores fundacionales que dieron vida a la incipiente democracia mexicana.

•             Asumo el costo de la decisión. Pero la responsabilidad de las consecuencias le corresponderá a otros.

•             Muy lejos estoy de ser de esos panistas que viven de hablar mal de nuestro partido. Sabré distinguir la Institución de lo que son algunos cuantos que, aferrados a sus cotos de poder, de aquellos que anteponen sus obsesiones a los supremos objetivos de Acción Nacional  y de nuestro Estado.

•             Reconozco la enorme valía y aporte a la institución de muchos de sus militantes, su verticalidad y decencia, su honor a toda prueba, son los más. A ellos mi admiración y aliento.  Habrá panistas que por sus méritos buscarán diversos cargos de elección popular. A ellos acompañaré, a ellos me sumaré en sus proyectos.

•             Mi eterno agradecimiento a los ciudadanos y a los panistas que me han manifestado su apoyo y confianza, a los que consideraron que este servidor pudiera abanderar el proyecto por la gubernatura. Gracias infinitas a los que creyeron.

•             No contenderé por ninguna otra vía; Acción Nacional es y seguirá siendo mi Partido. Encontraré otras trincheras desde las que sabré seguir aportando mis modestos esfuerzos para construir un mejor país, un mejor San Luis Potosí.

NOTAS RECIENTES