Que Sedesol aclare gastos de Cruzada contra el Hambre: David Monreal

pobreza-México

Fuente Senado de la República

México, DF.- El senador del Partido del Trabajo, Ricardo Monreal Ávila, presentó un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) a que esclarezca el destino de los recursos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que serían utilizados para comprar diversos artículos.
Recuerda que con la estrategia de política social “Cruzada Nacional contra el Hambre” el Ejecutivo Federal, a través de Sedesol, pretende abatir de manera masiva pobreza, desnutrición y marginación social en México.

Señala que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer un fraude de hasta 845 millones de pesos en el marco de la recién creada estrategia. La auditoría 13-0-20100-12-0269 demuestra que, a través de esquemas de subcontratación en forma de ‘pirámide invertida’, varias universidades pagaron cantidades millonarias para proyectos mal hechos o no realizados.

Los recursos, subraya, terminaron en las cuentas bancarias de una empresa ajena a los contratos.

Además, la ASF desconoce el destino de 396 millones, 838 mil pesos que serían utilizados “para comprar 31 millones de artículos como paliacates, tortilleros, playeras, globos, vasos y gorras”, según información publicada en medios de comunicación.

Monreal Ávila añade en el documento que la ASF presume daño al erario, pues no hay evidencia de la adquisición, distribución y la entrega de los bienes a 400 municipios. Hay actos y omisiones de servidores públicos que no supervisaron, verificaron, ni validaron trabajos, señala el legislador, a partir del informe general de la Cuenta Pública 2013.

Agrega que el órgano fiscalizador informó que las empresas, a las que presuntamente fueron adquiridos estos productos, no existen. Se facturaba a compañías inexistentes la fingida prestación de servicios, indica.

Por esta razón, en el punto de acuerdo incluye la solicitud para que Sedesol explique las irregularidades en torno a las empresas que supuestamente vendieron estos productos y servicios.

Por otra parte, Monreal Ávila afirma en el punto de acuerdo que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) recomendó al gobierno federal revisar la viabilidad de las Tarjetas Sin Hambre, pues considera que existe el riesgo de que los beneficiarios revendan los alimentos obtenidos, en lugar de consumirlos.

Por ello también solicita a la Sedesol revisar la viabilidad de las Tarjetas Sin Hambre y la implementación de un monitoreo constante, para constatar que los productos no son revendidos o usados como insumos en otros negocios, con lo que retoma la recomendación incluida en el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2014.

Recuerda que para el Coneval la pobreza en México es tan elevada –con 53.3 millones de personas en esta situación– que se necesitarán mayores esfuerzos para reducirla significativamente.

Por lo anterior, el senador David Monreal concluye que es necesario que el gobierno federal reestructure su política social, ya que el estado de marginación en el que se encuentran algunos mexicanos sigue a la alza, y la malversación de recursos notablemente no abona a la disminución.