Demandan Norma Oficial Mexicana para reproducción asistida

SEnado Justicia

México, DF.- Senadoras del PRI y PVEM exhortaron al Ejecutivo Federal para que la Secretaría de Salud emita la Norma Oficial Mexicana en materia de reproducción asistida, pues si bien México cuenta con hospitales, institutos y clínicas especializados en este tipo de técnicas, carece de un marco jurídico que las norme.
En un punto de acuerdo, que se turnó a la Comisión de Salud, las legisladoras destacaron que los procedimientos de reproducción asistida “van a la alza”, en una relación directa con el aumento en los casos de infertilidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la infertilidad afecta a cerca de 1.5 millones de parejas en México y se calcula que en la actualidad una de cada seis parejas padecen problemas de concepción y muy pocas saben que existen posibilidades reales para lograr la fecundación.
Las senadoras alertaron que en los últimos años, en México se ha hecho un negocio la “subrogación de útero” y en algunos estados, como Tabasco, existen fundaciones dedicadas a reclutar mujeres que alquilan su matriz, por lo que se cobra alrededor de 300 mil pesos, además de una renta mensual durante el embarazo.

Explicaron que “el útero subrogado” se utiliza como una forma de solucionar los problemas de infertilidad en mujeres que “no pueden llevar el embarazo en su vientre” y que a pesar de que esta práctica está prohibida en muchos países, hay otros en los que representa una opción antes de la adopción.

En nuestro país, dijeron, existe un vacío jurídico que “nos convierte en la panacea” para que se establezcan, sólo como un negocio, clínicas dedicadas a la reproducción asistida, muchas de ellas extranjeras, que atienden a personas capaces de pagar un alto costo por tener hijos; además, de incentivar a personas sin escrúpulos que se dedican a negociar con la subrogación de útero.

Explicaron que las causas del incremento en la prevalencia de la infertilidad son difíciles de establecer, pero algunas pueden ser provocadas por la postergación del embarazo o alteraciones en la calidad del semen debido a hábitos como el tabaquismo y el alcoholismo.

La propuesta fue suscrita por las senadoras Cristina Díaz Salazar, Diva Hadamira Gastélum Bajo, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Juana Leticia Herrera Ale, Itzel Saraí Ríos de la Mora, del PRI; así como María Elena Barrera Tapia, del PVEM.