La muerte del Perrito Aguayo… Una Muerte que se pudo evitar

cronista

Por: El Cronista del Ring    @cronistadelring

Da pena como ser humano y en medio de la desgracia, tener que salir como comunicador a señalar un tema no querido, pero obligado.

Muere Perro Aguayo Jr., y la sociedad luchística conmociona desde los diferentes ángulos.

Por un lado la pasión se desborda y los fans «villamelones» se van contra Rey Misterio, quien absolutamente nada tiene que ver.

Hay que ser profesionales de la lucha libre para darse cuenta que la acción de Misterio no mató a Aguayo… Repito, no mató a Aguayo.

Por otro lado saltan los «redentores» de la lucha libre y levantan la voz hacia la parte médica, que ciertamente no hace su trabajo, pues en el vídeo se ve claramente que cuando Aguayo se «acomoda» para el 619, ya está en mal estado, sin embargos en las próximas horas y días, veremos dimes y diretes.

¿Quién hizo y quién no hizo?… Ese no es el punto.

El punto es que llevamos años diciendo recio y quedito que algo así, podría volver a ocurrir, casos en el pasado Oro y Pentagón… yo me pregunto ¿Quién hizo algo al respecto?… la respuesta todos la sabemos… NADIE.

Ya se los había contado, hace poco mas de 10 años fui testigo vivo, del show que protagonizaron por un bando El Fantasma y su sequito y por otro Miguel Ángel Zamora Frausto, Teresa Medina y el hermano del medallista Daniel Aceves, por el tema de la Comisión de Lucha Libre del DF.

Dione Anguiano entonces Directora del Deporte del DF, quiso remover al Fantasma y lanzó una convocatoria para sustituirlo, no se llegó a nada.

Y los segundos hicieron el ridículo de sus vidas cuando fueron llamados todos a «Concertar» la ley.

Luego de absurdas y ridículas protestas en el zócalo encabezadas por el propio Presidente de la Comisión y escándalos personales, demostrando con ello que no quería «soltar el hueso».

Para acabar rápido, Dione terminó regañada, la comitiva Zamora, Medina, Aceves, ‘salieron por cuerdas’ y el morenazo se salió con la suya y sigue en, la silla presidencial de la comisión.

Luego alguna de aquella misma gente, intentó sin ningún resultado establecer un Instituto con el fin de federar la lucha libre, para que las comisiones aún cuando fueran autónomas por las leyes estatales, se rigieran por un mismo REGLAMENTO, una misma ideología, incluso ética y así buscar por todos los medios el reconocimiento de la lucha libre profesional como Deporte de Alto Rendimiento… Nombre?  Instituto Mexicano para la Preservación de la Lucha Libre (Imexprell Lucha Libre)… Pero tampoco se logro nada.

Y se preguntaran, eso que tiene que ver con lo que nos atañe hoy.

Es muy simple.

Aquella comitiva que incluso fue atacada por el propio medio de la lucha libre, quería y exigía un REGLAMENTO, quería PROFESIONALIZAR el deporte.

Quería señores, controles de doping, revisar el de uso de sustancias prohibidas (esteroides) etc, etc, exigía estrictos controles médicos a los luchadores antes de subir a luchar.

Pero el medio se dolió por eso… se ofendió.

Quizá, sólo quizá y si aquella utopía se hubiera llevado a cabo, se hubieran evitado muchas desgracias.

Casos, recordemos a Abismo Negro, Héctor Garza y todos los muchachos pseudoprofesionales que han resultado con accidentes graves, por subir a un ring sin saber luchar.

Mucha ha sido la gente que ha querido el bienestar del deportista y solo ha logrado abucheos y desprestigio.

He aquí las consecuencias, esto que estoy haciendo es poner el dedo en la llaga, porque sé que saldrán masas a defender lo indefendible.

Pero el día que el medio y la gente que lo compone se abra a la realidad y se quite la máscara de hipocresía, ese día es probable que haya remedio para evitar tragedias como la que se sufre ahora.

Espero que a nadie del medio le moleste leer la verdad de lo que ha pasado y seguirá pasando… y la verdad si a alguien le molesta…. Pues ni modo, que siga viviendo del ‘cuento’.