Piden mejores perfiles para cargos públicos

Miguel de Jesús Maza Hernández

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Para la ratificación de los puestos más importantes que tiene un Ayuntamiento como el de Secretario General, Contralor, Oficial Mayor, Tesorero y Delegados en los Ayuntamientos, deben votar las dos terceras partes de los integrantes del Cabildo, así lo planteó el diputado Miguel de Jesús Maza Hernández, en una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de San Luis Potosí.

Aseguró que se trata de un consenso muy importante al interior del cuerpo edilicio, para poder seleccionar a los mejores perfiles que ocuparán estos cargos, con el fin de tener personas honestas, responsables, dentro de las administraciones municipales.

Siendo ratificados por las dos terceras partes del Cabildo, se vuelve necesario crear consensos con las otras fuerzas políticas, dijo el diputado y añadió que, “como está la ley actualmente, la ratificación de esos puestos, a propuesta del presidente municipal, se puede obtener con la mayoría simple y la mayoría simple la tiene el Presidente con sus regidores y sus síndicos”.

Indicó el legislador Maza Hernández, que esta iniciativa rompe la arraigada creencia de que las instituciones públicas solo funcionan cuando se trata de apoyar al partido del que milita el alcalde, por lo que impactaría por igual a todos los partidos políticos, pero beneficiaría de forma general a todos los ayuntamientos potosinos.

Establecer la necesidad de hacer los nombramientos citados por mayoría calificada y no simple fortalece y legitima las atribuciones del presidente municipal y blindará a los funcionarios electos para actuar en nombre del interés general, eliminando todo viso de sospecha o desconfianza.

Según consideró el diputado, apostar porque los nombramientos de los funcionarios de mayor responsabilidad en el gobierno municipal, lejos de generar condiciones de ingobernabilidad, a lo que abona es a generar la necesidad de que fuerzas políticas diversas sean capaces de reconocer méritos en el perfil de los funcionarios que se les proponen.

Si los funcionarios llegan avalados por una mayoría calificada y no solo por una mayoría simple, dispondrán de mayores márgenes de legitimidad para actuar con apego a derecho y con plena autonomía para defender los intereses del municipio y no los de ningún grupo o facción partidista, finalizó.