Makerspaces, áreas de creatividad y aprendizaje en la biblioteca

BIBLIOTECAS-MUNICIPAL

San Luis Potosí, SLP.- Los Makerspaces son un concepto nuevo en las bibliotecas, establecido para poder crear y aprender al mismo tiempo, señaló la doctora Clara M. Chu, profesora del Departamento de Biblioteca e Información en la Universidad de Carolina del Norte, en una charla organizada por el Sistema de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.
Agregó que lo que hacen, es que en lugar de leer nada más en las bibliotecas, se crea un espacio para que la gente aprenda y pueda crear usando su imaginación dentro de las bibliotecas.

Usando computación, y manualidades así como artesanía y muchas maneras para que los niños y jóvenes aprendan de la mano de la nueva tecnología.

La doctora Clara M. Chu, indicó que esta manera de integrar a las bibliotecas es fundamental: “aparte de sólo enfocarnos en libros, los bibliotecarios estamos creando un espacio donde los jóvenes pueden hacer códigos para crear aplicaciones nuevas, y herramientas novedosas para inventar nuevas maneras de pensar cosas. Este es un espacio nuevo y es una forma de colaborar con el conocimiento, a través de crear con la imaginación”

“Y de ahí viene ligado el emprendimiento donde se fraguan objetos y productos nuevos que después pueden integrarse al mercado. Este es un sistema de aprendizaje-colaboración, basado en creación”.

La profesora detalló que este sistema ya se está implementando en la Universidad de Carolina del Norte: “la idea salió de laboratorios de computación, y de espacios denominados Fablabs, y también se está empezando a implementar en algunos países latinoamericanos y de Europa, en proyectos separados y no dentro de la biblioteca.

Explicó que la pretensión es que este espacio sea establecido dentro de las bibliotecas, porque son la fuente donde podemos enseñar no sólo sobre los libros y con libros, sino también los niños y jóvenes pueden creare nuevas cosas y a aprender de forma diferente es una nueva manera de conocimiento”.

Finalmente la doctora Clara M. Chu indicó: “para ello tenemos que entrenarnos como bibliotecarios no solo a organizar información de libros, sino también materiales, y tecnología como las impresoras de tres dimensiones para que puedan ser utilizadas en este tipo de espacios”.