Niños mueren y sufren lesiones debido a las minas terrestres en Ucrania

NYHQ2014-3500

Fuente: UNICEF

KIEV, GINEBRA.- Según diversos informes, al menos 109 niños han resultado heridos y 42 han muerto desde marzo del año pasado a causa de las minas y las municiones sin explotar en las regiones de Donetsk y Luhansk, al este de Ucrania, dijo hoy UNICEF.

Las cifras, presentadas por el gobierno, podrían no reflejar el número real de víctimas infantiles causadas por las minas terrestres y las municiones sin explotar en el este de Ucrania.

“El número de niños muertos y mutilados por las minas y las municiones sin explotar podría ser bastante más elevado si se incluyen las zonas que no están controlados por el gobierno”, dijo Marie-Pierre Poirier, Directora Regional de UNICEF para Europa Central y del Este y la Comunidad de Estados Independientes, que acaba de regresar de visitar las regiones orientales de Ucrania. “La falta de acceso a estas zonas es un verdadero reto para los agentes humanitarios sobre el terreno”.

Después de un año de conflicto, muchas comunidades en el este de Ucrania han estado expuestas a niveles extremos de violencia, en particular debido al uso de armas pesadas, cuyos restos han quedado atrás en las ciudades y pueblos devastados. El Servicio de Emergencias del Estado de Ucrania está despejando activamente las minas y municiones sin explotar en las zonas controladas por el Gobierno en las provincias de Donetsk y Luhansk. Hasta el momento se han localizado y eliminado más de 33.717 artefactos explosivos. Sin embargo, las familias desplazadas que regresan a las comunidades que antes estaban en conflicto todavía corren un gran riesgo a causa de los materiales altamente peligrosos que aún no se han eliminado.

Los niños, en particular, corren el riesgo de sufrir los efectos de artefactos explosivos sin detonar y de minas terrestres que pueden ser de colores llamativos y lo suficientemente pequeños como para recogerlos o jugar con ellos. Los niños podrían sentirse atraídos hacia tales municiones, confundiéndolas con un juguete o con un objeto de valor, y esto puede terminar en una tragedia.

UNICEF y sus aliados han lanzado una campaña de educación sobre el riesgo de las minas en las zonas afectadas por la crisis de Ucrania para proporcionar a 500.000 niños y sus familias información vital sobre los riesgos que representan las minas y explosivos. La campaña incluye mensajes educativos sobre los riesgos en vídeo y en formatos impresos y digitales, así como la capacitación de 100 profesores y psicólogos escolares en la sensibilización sobre el riesgo de las minas antipersonal.

“Hasta ahora, la concienciación y la comprensión de las comunidades sobre los peligros que representan las minas y explosivos utilizados en el conflicto han sido escasas”, dijo Poirier. “Por eso estamos trabajando con nuestros aliados para fortalecer el conocimiento de las familias sobre las municiones peligrosas que quedan en muchas comunidades donde se han producido combates, para que los niños y sus padres sepan qué es lo que deben vigilar y cómo pueden mantenerse a salvo”.

Por lo menos 5 millones de personas en Ucrania están afectados por la crisis, incluyendo 1,7 millones de niños, mientras que más de 1,1 millones de personas han quedado desplazadas internamente en el país debido a la violencia en curso. UNICEF hace un llamamiento por 55,8 millones de dólares para satisfacer las necesidades humanitarias urgentes de los niños y las familias.

Justo cuando el 4 de abril se celebra el Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades Relativas a las Minas, la situación en Ucrania es un grave recordatorio de que a pesar de los progresos logrados en la remoción de minas, los niños y las comunidades continúan siendo víctimas de estos explosivos.

En 2013, el último año en el que se han compilado cifras, se informó que hubo 3.308 víctimas de las minas y los restos explosivos de guerra a nivel mundial. Esto incluyó 1.112 niños, 333 de los cuales murieron a consecuencia de sus lesiones. Ha habido informes sobre víctimas infantiles en varios países en conflicto, como Afganistán, Sudán del Sur y Yemen.

El Tratado de Prohibición de Minas, promulgado en 1999, ha sido ratificado por más de tres cuartas partes de las naciones del mundo, incluida Ucrania. El acuerdo prohíbe la producción, el almacenamiento y el uso de minas terrestres antipersonal. Aunque el tratado ha reducido las muertes en todo el mundo, las minas terrestres todavía matan o mutilan a miles de personas cada año.

Para descargar materiales multimedia, consulte el archivo sobre la crisis de Ucrania en: http://uni.cf/1GHuyfW