Proyecto CASITAS-UASLP, con amplio panorama de crecimiento: Díaz Barriga

comida-chatarra
San Luis Potosí, SLP.- Proyecto “Casitas”, Centro de Apoyo para la Salud Infantil y Tópicos Ambientales desarrollado por el doctor Fernando Díaz Barriga investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, ha logrado cambios en la calidad de vida de la población potosina, modificando sus hábitos alimenticios, a través de asesorías para cambiar su producción y mejorar sus ingresos; a la par pretende crecer a otras zonas vulnerables del Estado y buscar soluciones a problemas como la falta de salud, de educación, de alimentación y la poca producción de insumos.

El doctor Fernando Díaz Barriga, líder del proyecto indicó que el programa tiene dos importantes implicaciones, una de ellas es la comunitaria y la otra académica: “la comunitaria significa generar metodologías alternativas para el desarrollo social de comunidades vulnerables. Trabajamos no solamente en la Huasteca y comunidad indígena, también en la capital en las Colonias Terceras y estamos negociando abrir otra unidad en el Altiplano”.

Agregó que en las comunidades, el programa se centra en proveer de agua y alimento a la población, en colaboración con el Gobierno del Estado, y además se realizan programas de cosecha de agua, para con ello lograr disminuir la desnutrición crónica en los habitantes, al cincuenta por ciento en un año.

Señaló que el siguiente paso en el proyecto que se desarrolla en la comunidad de Tocoy, es darle sustentabilidad al agua y garantizar la nutrición de las personas, además de crear nuevos proyectos, que empatan con lo que se pretende hacer en la Universidad, con los estudiantes a través de la educación y la innovación social.

Destacó que se está explorando junto con las autoridades académicas el cómo llevar a la Universidad, para abrir programas en las comunidades.

El primer elemento que transforma a la sociedad es la educación, dijo, pues brinda alternativa de empleo, mejora la salud, disminuye la violencia; es educación para un grupo muy interesante, los indígenas, que merecen tener una educación con identidad.

El proyecto pretende abrir opciones académicas como carreras técnicas a nivel comunitario, llevar la universidad a donde están los problemas de las comunidades, el doctor Díaz Barriga dijo que el proyecto cuanta con el apoyo del rector arquitecto Manuel Fermín Villar Rubio y por ello el trabajo es muy motivante.

Por otro lado detalló que el Proyecto CASITAS, lleva trabajando cuatro años en la Huasteca evitando la deforestación y promoviendo la eliminación del humo de leña, tres años en las Colonias de las Terceras, y aunque a nivel de contaminación llevan diez años trabajando en el Altiplano, a nivel de desarrollo social, apenas se está comenzando: “este es un programa de desarrollo social que incluye población humana, y recursos naturales por ello es multidisciplinario”.

Indicó que en las colonias Terceras, el problema es la inseguridad, ya que por tratarse de un área marginada es que se desarrolla mucho la violencia, además revisando el nivel ambiental de la zona, es una de las más contaminadas de la ciudad, y la gente está respirando sustancias cancerígenas así como elementos que disminuyen el coeficiente intelectual en los niños.

Aseguró que en la capital potosina no es un asunto fácil, el crear soluciones a las formas de operación en las ladrilleras, pero la incursión de la universidad permitirá el desarrollo de las comunidades.

Finalmente dijo que en caso del Altiplano, donde hay problemas por la minería, se trabajará más rápido en la implementación del proyecto, pues ya se tienen identificados los terrenos en algunos de los municipios sólo falta la implementación de los recursos económicos para poder abrir una nueva CASITA.