Se fortalecerá la fiscalización sobre el endeudamiento público

congreso-(1)

San Luis Potosí, SLP.- Este martes se pondrá a consideración del pleno para su votación la Minuta con proyecto de decreto que modifica disposiciones de los artículos, 25, 73, 79, 108, 116, y 117, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de disciplina financiera de las entidades federativas y los municipios, enviada por la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión.

En este sentido, el legislador Martin Alvarez Martínez señaló que al aprobarse dicha Minuta, la LX Legislatura se suma a las entidades que ya la avalaron para que quede consolidada y de esta manera se evite que haya un endeudamiento por parte de los municipios, más allá de lo permitido.

Indicó que  en el caso de San Luis Potosí ya existía un ordenamiento en el cual no está permitido a los ayuntamientos endeudarse más allá del 20 por ciento de su capacidad financiera; “San Luis Potosí siempre ha estado a la vanguardia y con este dictamen que mañana se subirá al pleno y que habremos de votar, simplemente estaremos contribuyendo para que a nivel federal quede establecido como una obligación”.

Con la reforma constitucional se pretende establecer controles claros y limitantes legales para el caso del manejo de la deuda pública, criterios de responsabilidad y disciplina financiera de los gobiernos locales, para responder a los principios de solvencia, debiendo generar un esquema para el presente y el futuro.

En resumen, con la reforma se contemplan cuatro elementos significativos: facultades de los congresos locales para aprobar empréstitos, la fiscalización superior y principio de transparencia y rendición de cuentas, así como nuevas disposiciones para la contratación de deuda por municipios y estados; de ese modo, dentro del orden constitucional se establecen los alcances y principios por los que el Estado debe velar, a fin de mantener condiciones de estabilidad en las finanzas públicas y del sistema financiero, de forma consistente al Plan Nacional de Desarrollo, así como de los planes estatales y municipales.

En esa tesitura, se establece que los estados y municipios podrán contratar obligaciones para cubrir sus necesidades de corto plazo, sin rebasar los límites máximos y condiciones que establezca la ley general que expida el Congreso de la Unión.

De igual forma, se amplían facultades de la Auditoría Superior de la Federación y dependencias de fiscalización estatales, para los casos en que estados y municipios cuenten con la garantía de la Federación, se revise el destino y ejercicio de los recursos correspondientes; y se estipula que los Estados y los municipios no podrán contraer obligaciones o empréstitos nuevos; y los contratos de refinanciamiento o reestructura deberán realizarse bajo las mejores condiciones del mercado.