En México, por cada experto en cirugía estética hay 15 pseudoespecialistas

Cirugía IMSS

México, DF.- La Comisión de Salud analiza exhortar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a que intensifique la inspección y verificación a los establecimientos que prestan servicios de cirugía y tratamiento estético en el país.

Ello, con la finalidad de garantizar que el personal cuente con cédula profesional, tengan las autorizaciones y certificados correspondientes y que las instalaciones estén en adecuadas condiciones sanitarias.

La proponente del punto de acuerdo, diputada Gabriela Medrano Galindo (PVEM), plantea pedir a la Cofepris diseñar e implementar campañas para difundir el listado de institutos y hospitales y, en el caso, de clínicas autorizadas y certificadas para la práctica de procedimientos quirúrgicos plásticos o estéticos.

Destacó que por cada uno de los expertos en esta materia, existen aproximadamente 15 pseudoespecialistas que, en el mejor de los escenarios, “tomaron un curso para ofrecer servicios en lugares que se autoidentifican como clínicas estéticas”.

Refirió que en el último año se revisaron mil 510 clínicas y consultorios de belleza en las 32 entidades federativas, evidenciando un inminente crecimiento en la prestación de servicios de cirugía estética a través de locales privados.

“Una de las preocupaciones más alarmantes, es la arbitrariedad con la que se manejan muchas de estas clínicas. Con frecuencia escuchamos quejas de la sociedad por malas prácticas y, debido a su clandestinidad, se desconoce el número real de víctimas mortales de las mismas”, abundó.

Medrano Galindo mencionó que, de acuerdo con el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva AC, en el país se reconocen mil 500 especialistas certificados que forman parte de esta agrupación.

Además, los médicos certificados por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva registran la aplicación de 397 mil 854 tratamientos que no implicaron quirófano, como inyecciones de bótox (toxina botulínica) para reducir las líneas de expresión; es el segundo procedimiento más popular en los últimos años, con poco más de 75 mil pacientes, seguido de la depilación láser con 63 mil 957 casos.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, hasta el año 2014 se llevaron a cabo 11.5 millones de cirugías estéticas en todo el mundo, ubicando a México como el tercer país donde más se realiza este tipo de procedimientos estéticos.

Sostuvo que el éxito en la demanda ha llevado a la participación negligente de personas no profesionales ni especialistas en la materia, requiriendo de una intervención urgente de las autoridades para garantizar su legalidad, toda vez que un experto en cirugía plástica requiere una preparación académica extensa.

Por ello, hizo votos para erradicar cualquier negligencia que ponga en peligro la salud y vida de una persona por estos procedimientos, toda vez que la intervención quirúrgica plástica va encaminada a “prototipos de belleza”.