El campo, ante el reto de mayor producción con menos manos: Rodolfo Valenzuela

 Campo-mexicano

San Luis Potosí, SLP.- Para el año 2050, estadísticas de ambientalistas proyectan que sólo el 18% de la población mundial vivirá en áreas rurales, por ello instituciones educativas como la Universidad Antonio Narro de la ciudad de Saltillo Coahuila,  buscan que más académicos se sumen en la investigación y desarrollo de diversos programas de capacitación así como a la elaboración de  estrategia relacionadas con la producción y protección futura del campo, explicó el Mtro. Jesús Rodolfo Valenzuela rector de esa casa de Estudios.

En el marco de la Quincuagésima Novena Reunión y Asamblea Nacional de Directores de la Asociación Mexicana de Educación Agrícola Superior “Ing. Valeriano Robles Galindo” realizada en la UASLP.

El Mtro. Valenzuela dijo que a nivel nacional se espera que más universidades se sumen a los trabajos de investigación y se piensa también en la capacitación para los productores, en aspectos de reforestación y de propagación de las especies alimenticias nativas de ciertas zonas de la República Mexicana.

Detalló que es un reto para los generadores de conocimiento y las dependencias que giran en torno al sector agropecuario es el lograr ser más eficientes en la producción de alimentos.

Agregó que se plantea como un reto gigantesco para México, el aumento de producción de alimentos en un 60% en los próximos 35 años, el cual se enfocará en el desarrollo tecnológico más que combatir la migración de personas, pues se quiere trabajar en la propagación de productos y de plantas, en aplicar mejores sistemas de riego y de maquinaria agrícola.

Destacó que las plagas tienen que ver con el cambio climático que afecta la producción de cualquier alimento, mencionó que en ese rubro, se busca el desarrollo de productos químicos para poder prevenir la propagación generalizada de azotes, destacó  que es importante que se mantengan los controles biológicos que aplican instituciones como la secretaría de agricultura para evitar la propagación.